Los eventos oficiales, claves en la comunicación institucional

Análisis de eventos reales: la depuradora de Burgos

Primera

Hay muchos vicios negativos que tenemos adquiridos los profesionales del protocolo y que arrastramos a nuestros eventos sin que nos demos cuenta. Y hay también muchos reconocidos expertos de producción de eventos que sacrifican inútilmente sus creatividades al entender que en los actos oficiales en los que participan deben sacrificar determinadas cosas porque hay que ser más conservadores y más “protocolarios”. Visión errática. Los eventos oficiales, como los corporativos, comparten los mismos objetivos generales: comunicar, llegar, obtener resultados positivos de la acción. Unos lo medirán en beneficios o reputación de marca, otros en comunicación política, prestigio o captación de votos o lo que sea. Los eventos se hacen para conseguir buenos resultados y mejorar la comunicación institucional. En esa visión la puesta en escena resulta clave. Las palabras (se invierte excesivo tiempo en discursos medio inútiles) normalmente se las lleva el viento; las imágenes, en cambio, quedan y viajan de un lugar a otro.

Por otra parte, en numerosas ocasiones las instituciones oficiales no rentabilizan los eventos en sus propias redes sociales. Basta solo con analizar (y es un ejemplo) la web del Ministro de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en su información relativa a la puesta en marcha de Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Burgos (octubre, 2016), una obra con un coste de 57 millones de euros, una parte significativa de los 100 millones que dicho organismo invierte en materia de agua en este municipio castellano. Invito a los lectores a que entren en esta dirección y valoren: http://www.mapama.gob.es/en/prensa/noticias/-garc%C3%ADa-tejerina-la-puesta-en-marcha-de-la-edar-de-burgos-da-respuesta-a-las-exigencias-de-una-buena-gesti%C3%B3n-del-ciclo-del-agua/tcm11-435356-16. Continue reading