Aspectos de Protocolo en la entrega del Premio Cervantes (I)

En esta primera entrega se analiza el protocolo de la ceremonia de bienvenida a los Reyes de España en el acto de entrega del Premio Cervantes 2016 a Eduardo Mendoza

1

Momento de entrega del Premio a Eduardo Mendoiza en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.

El pasado jueves se entregó en el hermoso e histórico Paraninfo de la Universidad madrileña de Alcalá de Henares el Premio de Literatura en Lengua Castellana “Miguel de Cervantes”, dotado con 125.000 dólares, y considerado por su prestigio y repercusión como el “Nobel” de Literatura en castellano. Está convocado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de España y normalmente se entrega el 23 de abril o fechas próximas, según festivos o agendas. Este acto es habitualmente presidido por los Reyes de España o en un miembro de la Familia Real en su representación. Ver web oficial de la Casa de Su Majestad el Rey.

En diferentes comentarios en mis redes sociales ya me he referido a algunos aspectos de esta hermosa “ceremonia de la palabra y el pensamiento escrito”, y quisiera, en dos artículos, ahondar en otras cuestiones que considero de interés y con los que pretendo, como el es el objetivo de este blog, aportar elementos de análisis y reflexión y ponerlos al servicio de la comunidad de profesionales o estudiantes que se preparan para ello, del Protocolo y la Organización de Eventos.

No voy a explicar el desarrollo de la ceremonia, ya suficientemente documentada y que quien lo desee puede acceder a la web oficial de la Casa Real Española o en las referencias dadas por los medios de comunicación o en los numerosos videos subidos a la red (puede verse la ceremonia íntegra en https://www.youtube.com/watch?v=jzjvak6r7mA) . Pero sí voy a reparar en algunas cuestiones que sí pueden tener aplicación en otro tipo de eventos más habituales. Voy estructurando por epígrafes. Hoy trataremos solo la fase de los recibimientos y en una segunda parte otros tres aspectos que queremos detallar o analizar.

Singularidades para el recibimiento en esta ceremonia

Es norma de cortesía en protocolo que el anfitrión (o persona que le represente) reciba a los invitados cuando llegan al lugar donde han sido citados. Y para las altas autoridades este recibimiento tiene algunas connotaciones que hacen de este proceso un momento singular y especial. Cuando se trata de un jefe del Estado que se desplaza, en el caso de España, a una comunidad autónoma, es recibido habitualmente por su presidente (salvo presencia de otras autoridades de mayor rango) y las primeras autoridades de dicha comunidad, normalmente hasta el Alcalde del municipio. Si el acto es promovido por otra autoridad inferior o una personalidad no autoridad (pongamos un empresario) normalmente, tras la salutación oficial, es el anfitrión quien encabeza la segunda línea de saludo.

Para ser protocolariamente correctos, habría que decir, que más que dos líneas de saludo, hay dos fases de saludo: la oficial como tal (que corresponde a las máximas autoridades) y la específica del anfitrión. Solo, excepcionalmente, en algunos casos puede darse un recibimiento mixto (máxima autoridad institucional, seguido del anfitrión y resto según los criterios que se fijen). Es decir, a pie de coche se produce la bienvenida oficial que corresponde al Jefe del Estado, pero cumplida esta cortesía ya directamente se acude al anfitrión.

En el caso de Alcalá de Henares se dan varias circunstancias especiales que hacen variar lo dicho anteriormente. Primero, hay honores militares para el Rey. Segundo, el evento lo organiza el Gobierno de España. Tercero, la Comunidad donde se celebra es la misma en la que reside el Monarca (en Madrid, los recibimientos tienden a singularizarse según los tipos de eventos, y la cuestión del saludo de las autoridades regionales tiene variables lógicas). Cuarto, el acto se celebra en una Universidad, cuya institución como bien se sabe goza de plena autonomía, pero no es la institución que organiza. Quinto, hay un galardonado muy especial esperando. Cinco circunstancias relevantes para tener en cuenta y buscar soluciones adecuadas.

3

Ceremonia de Honores Militares a la llegada a Alcalá de Henares.

Los honores militares

Dicho todo esto, la forma en que se resuelve estas circunstancias, obliga a establecer claras diferencias en las líneas de saludo. No se ponen todos los que han de saludar de forma seguida, precisamente para preservar la condición de los diferentes anfitriones y por pura lógica. A su llegada, el Rey es recibido por l máxima autoridad del Gobierno, pues se ofrecen Honores Militares, costumbre en esta ceremonia (aunque pienso que carece de sentido en un acto cultural como éste, entiendo que sea necesario preservar la tradición y es cierto que contribuye a su solemnidad, lo que es bueno para esta ceremonia universal en el ámbito hispanoamericano). En consecuencia, es obligado que antes de subirse al podio para escuchar el himno nacional, sea saludado por la máxima autoridad del Gobierno y el militar de mayor rango presente, en este caso el Jefe del Estado Mayor de la Defensa. Son honores de Estado y en consecuencia el Gobierno es quien debe saludar a pie de coche para luego acompañar a los Monarcas al podio.

2

Recibimiento por la Vicepresidenta del Gobierno, antes de los Honores Militares (saludo a pie de coche como se dice técnicamente en Protocolo)

Normalmente es el Presidente del Gobierno quien estrecha la mano en primer lugar. En esta ocasión lo hizo la Vicepresidenta del Gobierno, que representaba oficialmente al Presidente (en otro acto en Madrid –ya analizaremos en otra ocasión la procedencia o no de las representaciones cuando el Presidente está en otro evento a escasos kilómetros), y según la normativa vigente (RD 2099/83) debe ocupar el lugar y recibir los honores de la alta autoridad a quien representa. Hay que recordar que solo el Rey y el Presidente del Gobierno, de acuerdo a la normativa nacional, son las dos únicas autoridades que pueden hacerse representar y debe darseles el tratamiento que corresponda a la persona que representan; el resto de autoridades, no). Tras la Vicepresidenta, saluda el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, algo obligado porque la siguiente secuencia es que las Fuerzas Armadas rindan honores.

4

Saludo a las autoridades. Presidenta de la Comunidad, Ministro y Alcalde.

Recibimiento de autoridades y Rector

Pasados los honores, se inician como tal los procesos de recibimiento. Primero las autoridades designadas o seleccionadas por su orden de precedencias. En esta ocasión, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, el Ministro de Educación, Cultura y Deportes y el Alcalde de Alcalá de Henares (que entrega el bastón, como es costumbre cuando el Jefe del Estado visita oficialmente un municipio o acude a un acto en él). La crónica de la Casa de Su Majestad hace referencia a que a continuación saludó el Secretario de Estado de Cultura, pero lo cierto es que lo hizo en la entrada al recinto universitario junto al Rector (no nos gustó nada que lo hiciera por delante del Rector; si no se consideró conveniente que estuviera en la fila de autoridades, creo que lo lógico debería ser que saludara tras el máximo representante universitario) Puede verse las imágenes en este video casero: https://www.youtube.com/watch?v=9K2nevOLKlk .

Alguno podría pensar que siendo un acto promovido por el Ministerio debería ir el Ministro antes que la Presidenta de la Comunidad, pero nos parece adecuada y lógica la decisión. Si ya ha recibido el Presidente del Gobierno (en esta ocasión representado por la Vicepresidenta), el Ministro en su consideración de anfitrión desplazado, ocupa el puesto que le corresponde como tal. Por eso pasa por delante la Presidenta. Debe aclararse que aunque sea un acto promovido por el Gobierno en la Comunidad de Madrid, no se aplica el artículo 10 del RD 2099/83, ya que éste solo es válido para la Villa de Madrid, en su consideración de capital del Estado y sede de las instituciones centrales. Alcalá de Henares no es Madrid, sino municipio de la Comunidad de Madrid, que son dos cosas diferentes. Este saludo de las tres autoridades citadas se produce inmediatamente después de los honores militares.

Ampliamente distanciado, en la puerta principal de la Universidad, aguarda el Rector, ataviado de su etiqueta académica. Le recibe en la entrada de “su casa”. Por deferencia, un pasito atrás aguarda el Director General de Industrias Culturales y del Libro, como representante de la dirección que promueve el Premio (ya henos hecho referencia a lo inadecuado del saludo previo del Secretario de Estado).

5

Encuentro con el galardonado y foto oficial, antes de entrar los tres al interior del Paraninfo.

Saludo al galardonado

¿Y dónde saluda el Premiado? Eduardo Mendoza, galardonado de esta edición, no recibe, pues él no es anfitrión, pero sí es de cortesía, al menos en España, que alguien que va a recibir una distinción del Estado tan singular, reciba el saludo del Jefe del Estado antes de compartir el acto. Teoría que viene de la tradición. Por ejemplo, es obligado que antes de compartir una mesa en una comida, los anfitriones presenten a quien están en el mismo tablero si no se conocieran (se hace en lo oficial y debería hacerse en lo no oficial, simplemente por mera educación y lógica).

Este encuentro se produce en el puerta del Paraninfo, lugar digno para el saludo, para hacer foto oficial y porque permite, además, que el Jefe del Estado haga entrada al salón histórico junto al premiado (máximo honor), aunque éste luego se dirija a su sillón fuera de la presidencia.

De esta forma quedan resueltos los recibimientos. Podrá observarse que se obvian muchas personalidades, algunas de muy alto rango nacional o regional, porque su saludo no tendría sentido y haría interminable las líneas. Pese a que pueda parecer aparatoso todo lo contado, lo cierto es que se consigue un formato de la máxima sencillez.

 

(Mañana segundo capítulo: la presidencia, el puesto del Rector y la puesta en escena en el Paraninfo).

Leave a Comment.