Premios Princesa de Asturias, COVID frente a sentimiento

El mismo día que España marcaba el máximo número de personas que daban positivo de la COVID en todo el período de la pandemia, la Fundación Princesa de Asturias se enfrentaba al difícil reto de celebrar su ceremonia de entrega de los galardones que llevan el nombre de la heredera de la Corona, en un escenario diferente al habitual en Oviedo. El Hotel de las Reconquista y su salón Covadonga fue la alternativa al histórico Teatro Campoamor, que durante 39 ediciones albergó este evento. La falta de público, la severidad de las medidas sanitarias cumplidas a rajatabla, la ausencia de premiados importantes y la estrechez del espacio puso muy complicada la celebración de esta ceremonia, siempre fundamentada en la solemnidad y el sentimiento.

La Fundación buscó una alternativa que consideramos razonable, pero he echado de menos “cosas” que en tantas ediciones que he vivido no he sentido la mismas sensaciones. La situación, el guión y el espacio dejó en segundo lugar el sentimiento universal tan importante para este acto. La organización fue buena como siempre, pero algo no conectó con ese espíritu que tanto emociona en cada cita. Aunque sea imputable a la pandemia, hemos echado de menos los momentos que tan importantes eran para el que fuera su primer director, Graciano García: ver en el evento la imaginaria fotografía anual del reconocimiento a los esfuerzos de colectivos por lograr un mundo mejor, en convivencia y en paz.

Doy fe del extraordinario trabajo de los responsables de protocolo y del conjunto de personas que trabajan anualmente para hacer posible este evento, que desde el punto de vista protocolario ha sido casi impecable. Pero el resultado del guión, la escenografía y el espacio no han contribuido a una ceremonia que este año más que nunca debía mantener la solemnidad y la emoción que requiere, a sabiendas de que la sobriedad era necesaria. Pero solemnidad, reconocimiento y emoción no están reñidos con la austeridad y la sobriedad. Podrían haber convivido. Ni tan siquiera los preciosos discursos me han motivado, aunque fueron realmente magníficos. Continúe Leyendo…

Los Premios Princesa de Asturias cambian de formato por la Covid-19

Al inicio del confinamiento por la pandemia del Covid-19 señalé en mis redes públicas que la gran cara de medir en la incidencia de los grandes eventos, vendrían de la mano de dos actos importantes para nuestro país: la fiesta nacional del 12 de octubre y la entrega de los Premios Princesa de Asturias, el 16 de octubre, que tienen confirmada la asistencia de los reyes y la heredera. Nuestros peores augurios se han cumplido. A la ya conocida suspensión del desfile militar, se une el anuncio que hoy ha hecho la Fundación Princesa de Asturias de modificar radicalmente su formato, para poder garantizar las medidas de seguridad exigidas en eventos masivos de este tipo. Los premios no se entregarán en el Teatro Campoamor, se reducirá drásticamente el número de invitados, se suspenden el almuerzo y el cóctel y no será obligatorio para los galardonados la asistencia para recoger su escultura. También afecta a la organización de las actividades complementarias integradas en la Semana de los Premios y el acto de entrega del Premio Pueblo Ejemplar de Asturias que reduce el aforo sólo para los vecinos del pequeño pueblo del Principado, Somao.

Premios Princesa de Asturias

Imagen de la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias en la anterior edición de 2019, en la que habló por primera vez la heredera de la Corona, la princesa Leonor de Borbón.

Continúe Leyendo…

Premios Princesa de Asturias: el protocolo no fue el protagonista

“Vuestras obras nos recuerdan que hay millones de personas que piensan y actúan para que el mundo sea mejor”. Más allá de su vinculación con la tierra que lleva el título de la heredera de la Corona de España, Leonor de Borbón quiso el pasado viernes, en el Teatro Campoamor de Oviedo, dejar huella con su primer discurso. La esperada ceremonia de esta 39 edición de los galardones asturianos, con presencia por primera vez de la Princesa de Asturias, no fue sólo un ejercicio de protocolo y puesta en escena de la heredera, sino la concatenación de un “sinfín” de mensajes que con el tiempo se irán desgranando en su totalidad (o al menos comprendiendo). Hubo una clara escenificación de cómo el rey Felipe VI entiende la proyección del “núcleo duro” de la Familia Real en la actualidad. Más allá del protocolo adaptado para la ocasión, los premios no variaron su ceremonial, precisamente para acreditar la continuidad normalizada, pero dejando múltiples detalles para demostrar que esta Familia no ha venido para generar “dulces postales”, ni alimentar el “glamour” de quienes siguen sin saber que la España constitucional de hoy exige a los reyes y sus hijas dejar la “corona” en casa y ponerse el traje de faena para trabajar por la convivencia y el futuro mejor de todos. Ni tan siquiera su primer discurso como Princesa fue el protagonista, sino la conjunción de todos los factores que rodearon la presencia Real en los actos de esta edición: palabras, gestos, complicidad, unidad, cercanía, naturalidad, mensajes y una sensación continua de no ser “reos del protocolo”. Continúe Leyendo…

Aniversario de Felipe VI: storytelling en Palacio

El rey Felipe VI podía haber conmemorado su quinto aniversario de la proclamación como jefe del Estado el pasado miércoles de múltiples formas, pero al final optó por aquella que más en línea iba con la máxima expresada en su discurso ante las Cortes Generales el 19 de junio de 2014: “(…) las exigencias de la Corona no se agotan en el cumplimiento de sus funciones constitucionales. He sido consciente, desde siempre, de que la Monarquía Parlamentaria debe estar abierta y comprometida con la sociedad a la que sirve; ha de ser una fiel y leal intérprete de las aspiraciones y esperanzas de los ciudadanos, y debe compartir -y sentir como propios- sus éxitos y sus fracasos”. Cinco años después el monarca español ha querido celebrar esta efemérides reuniendo a 41 ciudadanos españoles “anónimos” para reconocer simbólicamente el día a día de millones de españoles de bien que desde sus modestos trabajos y quehaceres habituales hacen posible que España siga avanzando. A ellos les hizo entrega de diferentes condecoraciones de la Orden del Mérito Civil en el transcurso de un acto que tuvo lugar en el Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid y en el que el protocolo no sólo puso innovación, sino que fue clave para que el evento tuviera el sentido por el que había sido convocado. Fue además un ejemplo de acto institucional que acredita que la conocida técnica del storytelling funciona también en los actos más solemnes de la administración pública.

Aniversario del rey Felipe VI

Una de las distinguidas escucha de pie su presentación en el acto que presiidieron los reyes y sus hijas.

Continúe Leyendo…

Premio Carlos V (Yuste): innovaciones de protocolo en el “Día de Europa”

España ha celebrado hoy, de forma institucional, el Día de Europa, 9 de mayo, el que ya se ha consolidado como el acto de referencia de nuestro país con respecto a esta emblemática fecha: la entrega por parte del Rey del Premio Europeo Carlos V, en el Monasterio de Yuste (Extremadura), que otorga la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste. En esta ocasión el galardón se ha ido al programa Itinerarios Culturales del Consejo de Europa, por fomentar y hacer posibles los valores europeos de la diversidad cultural, el respeto por las respectivas identidades, el diálogo intercultural y el intercambio y el conocimiento de los países y de la historia. Fue recogido por Thorbjørn Jagland, secretario general del Consejo de Europa. El evento celebrado esta mañana aportó con respecto a ediciones anteriores novedades de protocolo que han dado más fortaleza a este evento ya de referencia y que desde el punto de vista organizativo han contribuido a su éxito.

Protocolo Premio Europeo Carlos V

El presidente de la Junta de Extremadura abrió el tiurno de intervenciones, en la iglesia del Monasterio de Yuste. Al fondo, el secretario general del Consejo de Europa.En el centro la mesa presidencial.

Con respecto a ediciones anteriores (ver artículo en este blog) ha habido cambios en la distribución de la zona de presidencia, en la iglesia del Monasterio. Se ha mantenido la mesa presidencial de cinco personas, pero se han prescindido de las tres sillas habituales situadas a la izquierda, una de ellas reservadas para el prior, y en su lugar se ha ubicado el premiado. En esta nueva disposición se ha dado más espacio y dignidad al galardonado y se ha logrado una mayor limpieza visual. Se ha mantenido la distribución de las banderas oficiales, pero se ha cambiado de lado la mesa que sostiene la escultura del premio para ponerla en el lado derecho junto a la bandera europea, que como no podía ser menos, en este día de Europa, ha tenido la máxima deferencia (lado derecho del escenario), frente al juego de banderas oficiales que se ha quedado como en años anteriores a la izquierda. Las enseñas de los países europeos han permanecido en lo alto del altar, se ha mantenido la limpieza visual de fondo al igual que en la edición pasada y se ha modificado el atril con un diseño más acorde y discreto. Continúe Leyendo…

Premios Efe: protocolo para el saludo al Rey

El pasado 30 de abril se entregaron los XXXVI Premios Internacionales de Periodismo Rey de España y XV Premio de Periodismo Don Quijote, otorgados de forma conjunta por la Agencia Efe (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, adscrita al Ministerio de Hacienda) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo –AECID- (adscrita al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación). Dicho acto, celebrado en la Casa de América, fue presidido por el Rey de España. Enhorabuena a los galardonados, que viendo sus trayectorias y méritos son verdaderamente merecedores de estas importantes distinciones. Estos premios reconocen la labor informativa de los profesionales del periodismo de lengua española y portuguesa de los estados que integran la Comunidad Iberoamericana de Naciones y de las naciones con las que España mantiene vínculos de naturaleza histórica. Desde el punto de vista de protocolo queremos comentar el recibimiento dispensado al monarca a su llegada al lugar de celebración. En muchas ocasiones se ha comentado que las líneas de recibimiento no siempre responden a unas normas cerradas y claras, sino que se determinan en función del tipo del acto, lugar de celebración y otros factores que han de valorarse. Pero entendemos que en los premios que otorgan estas dos instituciones hay un exceso poco justificable de ministros en el primer saludo, hasta el punto que el Presidente de la Agencia Efe se situó en el puesto seis de siete. ¿Tiene sentido?

Protocolo Premios de Periodismo Efe

Primera línea de saludo a pie de coche: Vicepresidenta del Gobierno, Ministro de Asuntos Exteriores, Ministra de Justicia, Ministro de Interior, Ministra Sanidad, Consumo y bienestar Social, Presidente de Efe (a quien saluda el Rey en esta imagen) y Director General de la Casa de América.Fuente: Casa de S.M.

Continúe Leyendo…

Protocolo Premio Cervantes

Esta mañana se ha entregado en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (Comunidad de Madrid) el Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes (correspondiente a la edición de 2018), bajo la presidencia como es habitual de los Reyes de España. El galardón (considerado como el Nobel de la literatura en castellano) fue otorgado a la poeta, ensayista y crítica literaria uruguaya, Ida Vitale (1923, Montevideo). El Ministerio de Cultura y Deporte concede este premio a los escritores que contribuyen con obras de notable calidad a enriquecer el legado literario hispánico. Está dotado con 125.000 euros, además de la medalla del Cervantes, obra del escultor Julio López. Se otorgó por primera vez en 1976 a Jorge Guillén y desde entonces han sido 42 los autores galardonados. En 1979 el Premio se concedió ex aequo a Jorge Luis Borges y Gerardo Diego. Desde entonces, la orden de convocatoria contempla que el Premio no pueda ser dividido, declarado desierto, o concedido a título póstumo. Bajo un ceremonial ya consolidado, el protocolo ha vuelto a ser exquisito, pese a las notables dificultades que tiene el diminuto Paraninfo de la universidad. Se entrega siempre el 23 de abril, día del aniversario del fallecimiento de Miguel de Cervantes. Continúe Leyendo…