Día de la Constitución: protocolo para los candidatos

Puestos especiales
Puestos especiales 3A la derecha el lider de Ciudadanos, Rivera. Dis puestos a su derecha, el de Podemos, Iglesias. Ambos en la primera línea frente a la presidencia.

Teníamos algunos profesionales mucha expectación sobre el tratamiento protocolario que se daría en el acto de esta mañana en el Congreso de los Diputados a los candidatos a las próximas elecciones generales del 20 de diciembre y que actualmente no son diputados, ni ostentan un cargo que les otorgue derecho a una precedencia. ¿Dónde se les colocará? Era una pregunta que estos días iba de boca en boca entre nosotros. Especialmente acostumbrados al buen protocolo que se hace en la Cámara baja española, capaz de adaptarlo a las circunstancias lógicas de cada momento, algo esperábamos al respecto. En concreto la expectación se centraba en si se reservaría puesto o no a los cabezas de lista de los partidos Ciudadanos, Albert Rivera, y Podemos, Pablo Iglesias. Continue reading

¿Estamos de luto oficialmente o no? Nuevas contradicciones…

 

14/11/2015 Madrid, España El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia ante los medios tras los ataques terroristas en Paris. Fotografía: Diego Crespo / Presidencia del Gobierno Secretaría de Estado de Comunicación

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia ante los medios tras los ataques terroristas en Paris. Fotografía: Diego Crespo / Presidencia del Gobierno

Un post al hilo de actualidad, porque merece una reflexión. Siento rabia por el hecho de dedicar mis dos últimos artículos a la cuestión del luto, pero las cosas vienen así. Ayer en la noche, París vivió una horas de horror y barbarie como consecuencia de la cadena de atentados yihadistas que provisionalmente ha traído un saldo de 130 muertos y casi un centenar de heridos muy graves. Un hecho deleznable que condenamos, y por el que nos sentimos solidarios. Un atentado muy grave que sacude de nuevo al país vecino, y destapa otra vez los horrores de esta “tercera guerra mundial” que tiene escenarios de terror y repulsa no solo en Europa, sino también en Oriente Medio, donde también se producen situaciones espeluznantes, con cientos de miles fallecidos por las bombas y las armas, promovidas por las partes combatientes. Y todo esto mientras otros cientos de miles de personas viven la diáspora camino de un lugar seguro en Europa donde protegerse de las matanzas. Vaya desde aquí nuestra solidaridad contra las victimas de todas estas situaciones absurdas e injustas que merecen la condena más firme. Continue reading

Eventos que alejan a los gobernantes

Rajoy puente

Hay veces que nuestros políticos y representantes institucionales nos dejan un poco descolocados. Viendo esta imagen, sino se hiciera referencia alguna a la situación que la provoca o se desconociera el motivo, ¿qué se podría pensar a priori de qué va este evento? Cada cual que saque sus conclusiones acerca de la importancia que tiene para el mundo de los eventos en general, y en especial –en un año de tantas citas electorales- para gobernantes y políticos, contextualizar correctamente su mensaje mediante una adecuada escenografía o un entorno acorde a sus objetivos.

Por si alguno no está al corriente, se trata de la comparecencia del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, junto a la presidente de la Comunidad Autónoma de Aragón, Luisa Fernanda Rudí, tras visitar las zonas inundadas por el desbordamiento del río Ebro a su paso por las comunidades de Aragón, Navarra, La Rioja y Álava. Un exceso de caudal que ha llevado la catástrofe a cientos de familias y cuyos daños inicialmente han sido estimados solo en lo que afecta a tres mil agricultores y sus 50.000 hectáreas en más de 50 millones de euros. Añadan a esto las pérdidas por otras situaciones diferentes a la agricultura, que seguramente multiplicarán por cien las pérdidas. En cualquier caso las inundaciones más graves de los últimos cien años.

Tras recorrer el pasado día 6 de marzo en Zaragoza algunas de las zonas más afectadas por las riadas, el máximo representante del Poder Ejecutivo central comparecía ante los medios de comunicación en el Pabellón Puente de la Expo 2008. Recurriendo a la ironía, está claro que esta especie de tubería arquitectónica, símbolo emblemático de la Exposición Internacional celebrada bajo la temática del agua en la capital aragonesa, es el mejor escenario para que el presidente de todos los españoles exprese su preocupación por lo sucedido, anuncie ayudas y se solidarice con quienes han sufrido y sufren las importantes inundaciones del río más caudaloso de España. Y la imagen tampoco se justifica anque precisamente todo el recinto de la Exposición haya quedado igualmente inundado. De no ver al presidente comparecer en medio de la catñastrofe, mejor hubiera sido  haber convocado a los medios en la Delegación del Gobierno.

¿En qué piensan los políticos? ¿Dónde tienen la cabeza quienes programaron esta visita? ¿Han perdido el norte todos? ¿Se ha querido buscar una institucionalidad que en situaciones de este tipo resultan absurdas? Para empezar, sus indumentarias no expresan para nada que vienen de recorrer zonas declaradas catastróficas, aunque es cierto que tampoco es necesario que aparezcan con un traje de bombero. Pero entre una cosa y otra hay soluciones. Y más: ¿cómo puede elegirse ese “puente” cerrado y seguro después de haber recorrido situaciones como muestran imágenes que han recogido los medios de comunicación como éstas?

Foto camino 2 articulo

Señora

Muchos representantes públicos siguen encerrados en su “corte”, pero con un problema añadido: no se dan cuenta. Podían leer algo acerca de la asfixia que sintió Felipe II por un espantoso protocolo de borgoña que terminó por ahogarle en su soledad “imperial”. ¿Este es el gobernante que transmite cercanía al pueblo y sensibilidad por sus problemas? Sobra la respuesta, pero preocupan las consecuencias: si el político no muestra claramente cercanía al pueblo hace un flaco favos a las instituciones. No les vendría mal una buenas sesiones de marketing y comunicación política tanto a ellos como a sus asesores.

Los eventos políticos requieren ya con urgencia otras estrategias, puestas en escena más realistas y proximas, maneras diferentes de dinamizar sus contactos con la realidad del día a día ciudadano. Es probable que se sea injusto si se generaliza, pues evidentemente otros gobernantes actúan con la proximidad requerida quizá porque son conscientes que la institucionalidad no es cosa de corbatas, ni de escenarios preciosistas, ni la búsuqeda de la foto forzada. Seguramente hubiera sido más efectivo comparecer ante los propios afectados y expresarles a ellos directamente -en presencia de los medios- la solidaridad del pueblo español al que representa y anunciar las medidas que al día siguiente el Consejo de Ministros iba a adoptar (una ayuda general de cien millones de euros destinados en parte a paliar los daños y otra a limpiar y reparar cauces de ríos para evitar nuevos desbordamientos).

Además si se analizan las fotografías que La Moncloa ha seleccionado para publicar en su web de esta rápida visita, la imagen es doblemente patética. Más soledad todavía a pie de río y solo aparecen dos imágenes donde el Presidente conversa con gente, y solo aparecen los jefes de los equipos que han trabajado en el control de la riada. ¿Dónde están los afectados? ¿Se los llevó el agua? Estas son las imágenes que aparecen en la web oficial (es decir la que sus propios equipos de comunicación han seleccionado):

Rajoy A

Captura de pantalla 2015-03-07 a las 13.33.28

060315RajoyEbro7

Rajoy D

Captura de pantalla 2015-03-07 a las 13.36.21

Captura de pantalla 2015-03-07 a las 13.36.48

 

No es que tampoco sea santo de mi devoción la visita que hizo el líder socialista, Pedro Sánchez, pero al menos se aproximan un poco más a la realidad de expresar igualmente su preocupación y solidaridad.

 

Pedro Sánchez

Sánchez 2
“Vivir” en la calle

Mucho tiene que cambiar la forma de hacer eventos políticos e institucionales, y más debe evolucionar su protocolo en situaciones como las que son objeto de este comentario. Los representantes públicos deben convertir “la calle” en sus principales escenarios, abandonando así sus “poltronas” y mezclarse con los ciudadanos, hablar con ellos, ponerles esa mano en el hombro y transmitir de verdad solidaridad y confianza en que se hará todo lo que sea posible, y no pasa nada por reconocer que seguramente el Estado no les podrá devolver lo que el Ebro les ha llevado, porque hay cosas que ni dinero puede arreglar. Pero seguramente algo confortará saber que tu presidente está ahí, a tu lado, sufriendo como todos y garantizando que como representante público hará lo que esté al alcance de su mano para contribuir a la mayor reparación posible.

El partido político que se encierre en sus mítines, en sus sedes, en sus corbatas, que muestre sordera o transmita visualmente insensibilidad poco tiene que hacer en estos tiempos en los que la calle busca perfiles de cercanía, sensibilidad y credibilidad. Viendo la primera imagen, ¿alguien se cree algo de lo que pueda decir el Presidente? Aunque más tarde cumpla con sus compromisos, para la sociedad en general habrá perdido su primera batalla que es la de sensibilidad inmediata. Confiemos que en este año de múltiples citas electorales, los candidatos vayan mucho más allá del simple falso gesto de quitarse la corbata, del apasionamiento desmedido de prometer la solución de todos nuestros problemas o de vender que se ha cumplido con los deberes.

¡Qué enorme soledad transmite esa comparecencia ante los medios de comunicación! ¡Qué lejos de la realidad se han colocado! ¿No miran las fotos y las imágenes después para darse cuenta de su soledad? Es hora de que el político vuelva a la calle, pero de verdad, y no solo para saludar en los mercados o llamar puerta a puerta. Sin olvidar sus altas responsabilidades y sus actos institucionales tradicionales, deben instalarse al lado dela ciudadanía, y eso requiere de la organización de eventos que transmitan confianza, cercanía y credibilidad. En fin, poco optimista soy si quienes deben organizar esos eventos no han sido capaces de reciclar que los actos ya deben hacerse de otra forma. Cuando algún día vea a un alto gobernante haciendo la compra del fin de semana, y no lo hace de cara a la galería, empezaré a pensar que quizá comience el cambio. ¿Alguien ha visto al presidente en la tasca de la esquina tomando un vinito mientras se suma al jaleo de quienes siguen un partido de fútbol? Pues sería una buena terapia.

Atril en la carretera, “accidente” en las precedencias

Rajoy Asturias
Rajoy en el atril pronunciando su discurso de inauguración de la nueva autovía. A la derecha de la imagen por este orden, el Presidente de Asturias, la Ministra de Fomento y el Presidente de cantabria.

La verdad es que la imagen llama mucho la atención. Si no se hiciera comentario alguno ¿qué conclusión sacaría el lector al ver estas imágenes? ¿De qué va este evento? ¿Qué carajo estamos viendo? Si alguien se está preguntado estas cuestiones, los organizadores se han equivocado en la puesta de escena.

Rajoy bucólicoTodo muy bonito, pero ¿qué se está inaugurando la apertura de un Parque Nacional o una autovía?

Se trata de la inauguración del tramo de la autovía A-8, entre Unquera (Cantabria) y La Franca (Principado de Asturias), celebrada el pasado 30 de diciembre. Nada menos que 4,5 kilómetros de nuevo trayecto. Es cierto que es un corto recorrido para tanto presidente, pero su apertura resulta simbólica porque acaba con un importante “embudo” que generaba severos problemas de tráfico en esta carretera que a falta de dos pequeños tramos en Cantabria que se abrirán este año une a través nada menos que Portugal con Europa por el norte de España).

Como dijo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se podrá viajar de “Faro (Portugal) hasta París por vías de alta capacidad”. Es decir, poco kilometraje para una inauguración en el norte de la península que moviliza a un Presidente del Gobierno, pero muy simbólica porque es casi el fin de una obra –la transcantábrica- que comenzó a tramitarse hace 25 años (y en cualquier caso el fin en su paso por el Principado) .

Bueno, la cuestión está en la foto, en la puesta en escena, que “francamente” no nos convence para nada. ¿Estamos inaugurando una carretera, un mirador, un circuito, un acceso a un Parque Nacional, o estamos haciendo balance de los accidentes de tráfico? La verdad es que la imagen es tan chocante, tan fuera de lugar, tan desafortunada, que no podía dejarse de comentar en este modesto blog. Seguramente hubiera quedado mucho mejor una perspectiva en la dirección que muestra la imagen siguiente, para transmitir la idea de que lo que se inaugura es una autovía y además entre Asturias y Cantabria.

Rajoy mejor perspectivaQuizá hubiera quedado mejor la presidencia del acto con esta perspectiva de fondo (entiendase, ubicando a los invitados en otro lado)

El puesto de los presidentes

Este acto nos aporta otra reflexión. Las precedencias seguidas para los dos presidentes autonómicos, Javier Fernández (Asturias) e Ignacio Diego (Cantabria) y la ministra de Fomento, Ana Pastor. Durante el discurso, se aplican de acuerdo al Real Decreto 2099/1983 sobre ordenación general de las autoridades en España. Por lo tanto no se pueden calificar de incorrectas. Pero en este país, tan dado a saltarse las normas protocolarias cuando viene en gana, parece que cuando la lógica las justificaría es cuando alguien se “planta” y dispone su cumplimiento. Y al Real Decreto hay que interpretarlo y bien, cuestión que muchos profesionales olvidan. Sí, interpretar bien, porque tiene tantas lagunas y carencias que exige ese esfuerzo.

Si se trata de la inauguración de un trayecto que une por autovía de forma definitiva Asturias y Cantabria, sus presidentes deben situarse al mismo nivel, no separados por la Ministra, que en este acto debe ceder todo su protagonismo al Presidente, asumiendo el papel que llamamos de anfitriona desplazada en un acto que promueve su ministerio. ¿No hubiera quedado mejor que los dos presidentes quedaran al mismo nivel (primero el asturiano porque el acto se celebra en su territorio pero inmediatamente después el cántabro). Y no hubiera pasado nada. Quedaría superelegante que la tercera fuera la Ministra, una política que por cierto hubiera aceptado esta opción porque ha acreditado ser comprensiva en este campo. Pero a buen seguro ha sido sumisa con el protocolo que el responsable de turno ha dispuesto. Pocas veces se justifica saltarse el protocolo del Real Decreto, pero en esta ocasión pienso que hubiera beneficiado al sentido del acto, es decir, a sus objetivos.

Hito 1Derecha del hito a descubrir: Presidente del Gobierno y Presidente del Principado de Asturias. Izquierda, Ministra de Fomento y Presidente de Cantabria.

Hito 2Foto de Familia, tras descubrir el hito.

Igualmente, en esta otra foto la precedencia hubiera sido más acertada si a la derecha del hito kilométrico se hubieran colocado el gobierno nacional (el presidente Rajoy y la ministra Pastor) y a la izquierda los dos presidentes autonómicos (el asturiano Fernández y el cántabro Diego). Y para no alargarnos más, mejor dejamos para otro día la chapuza de tela dispuesta para el descubrimiento de este hito indicador. Tantos sustos al mismo tiempo no son buenos.

Libro de Condolencias en las embajadas de Francia

Es triste que el primer artículo de este blog en 2015 tenga como referencia el brutal atentado de París, el miércoles 7, contra la redacción de la revista francesa Charlie Hebdo, que costó la vida a diez de sus integrantes y dos policías. Una barbarie que fue más allá, ayer día 9, con la muerte de cuatro rehenes en un supermercado judío. Los autores de la matanza han sido abatidos, pero su muerte no arregla la atroz barbarie cometida.

Como periodista y ciudadano europeo y del mundo no puedo expresar más que mi rabia y pesar por estas incomprensibles acciones que atentan contra la libertad de expresión, la libertad humana y el derecho a la vida. He tenido la oportunidad de manifestar mi repulsa y condena con mi participación, lápiz en alto, en el simbólico acto convocado por la Universidad Camilo José Cela en la puerta de su sede de Ferraz en Madrid, donde se cursan los estudios oficiales de grado y postgrado de Protocolo y Organización y Eventos, así como en la carta que a título personal remití al embajador de Francia en España, Jeròne Bonnafont, solidarizándome con los ciudadanos y periodistas del país vecino. Ojalá pudiera ser optimista y pensar que estamos ante la última acción de este tipo, pero no pierdo la esperanza de que estas absurdas brutalidades acaben algún día.

El protocolo de la condolencia oficial

En relación a este alarmante suceso he puesto la atención en esas acciones protocolarias que son habituales cuando se producen situaciones con resultado de muerte que conmueven y alteran la vida del país que las ha sufrido o que causan un alto impacto mundial o que de alguna forma nos afectan a todos. Una de ellas es la apertura de un libro de condolencias en la Embajada del país afectado y en el que pueden escribir sus sentimientos de pésame las personas que lo deseen. Es obligado de alguna manera, que los altos representantes del país donde se asienta esa embajada concurran a la misma para expresar por escrito su dolor y solidaridad.

En esta ocasión, las diferentes embajadas francesas repartidas por el mundo han dispuesto el libro de condolencias y a las mismas han acudido los máximos dirigentes. Para intentar contribuir a un mejor conocimiento al protocolo que se sigue para estos altos dirigentes nos hemos fijado en tres misiones diplomáticas galas: la obligada española (a la que acudió el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy) y dos de referencia, la de Estados Unidos (con Barak Obama) y Alemania (con Angela Merkel).

El acto protocolario es muy similar en todos los casos. Recibimiento por el Embajador en la puerta de la Misión al alto mandatario, acceso a la sala donde está dispuesto el Libro de Condolencias, firma por el representante gubernativo, minuto de silencio y despedida. El gobierno francés dispuso como política general que en todas las mesas de firmas se visualizara la frase más exhibida estos días: “Je suis Charlie Hebdo” o “Nous sommes Charlie Hebdo”, cuestión que en Washington no se hizo, disponiéndose en cambio un letrerito delante del Libro haciendo referencia a la condolencia. Obviamente, estas diferencias no son solo fruto de la interpretación que cada embajador haga de las instrucciones recibidas de su Ministerio, sino también de la opinión del equipo protocolario del gobernante que acude a la firma. En este sentido, el formato no suele ser cerrado, sino que deja abierta la posibilidad de algunas adaptaciones escenográficas de acuerdo a las singularidades de cada país o las peticiones que soliciten los servicios de protocolo de sus dirigentes.

Analizando las situaciones elegidas encontramos tres soluciones protocolarias idénticas, pero con tres escenografías radicalmente opuestas. Es obvio que cada embajada tiene su propia arquitectura, pero al margen de ella, la puesta en escena en sí respondió a soluciones muy diferentes y con resultados dignos de analizar. Nos ha chocado la tela azul de la mesa de Obama, el recargamiento de la mesa de Rajoy y la diferente disposición de las banderas en Estados Unidos y en España. Y frente a estas dos embajadas, resalta en cambio la sencillez minimalista de la escenografía preparada para Merkel, la que indudablemente más me ha gustado de las tres.

La firma de Obama

 

Obama  Obama 2
Obama 3

Con aspecto solemne, Obama llenó casi una página de un libro de condolencias colocado sobre una mesa decorada con un desafortunado mantel azul. Detrás de él, pendía una pintura de George Washington en Yorktown con el general francés Jean-Baptiste Donatien de Vimeur, mejor conocido como el conde de Rochambeau (ver video).

Obama dejó para la historia el siguiente texto que llevaba preparado en una pequeña nota situada al lado del Libro: “En nombre de todos los estadounidenses, extiendo mi más profunda simpatía y solidaridad al pueblo de Francia tras el terrible ataque terrorista en París. Como aliados durante siglos, nos mantenemos unidos con nuestros hermanos franceses para asegurar que se haga justicia y que nuestra forma de vida sea defendida. Avanzamos juntos sabiendo que el terrorismo no está a la par de la libertad e ideales que defendemos, ideales que dan luz al mundo. ¡Vive la France!”.
Después, el presidente se colocó de pie cerca de la mesa con su cabeza inclinada en un breve momento de silencio antes de dar la mano al personal de la embajada. En esta imagen, además del desacierto de la tela, era innecesaria la presencia del militar francés, y las banderas parecen descuidadas.

La firma de Merkel

Merkel buena

Merkel

Merkel2

La canciller federal alemana, Angela Merkel, acudió a la embajada francesa en Berlín y tras ser recibida por el Jefe de la Misión Diplomática, acudió a la sala de firmas dispuesta con una sobria, sencilla y minimalista escenografía donde nada distraía la atención del acto mismo de la firma, dejando clara referencia a la situación francesa con un único letrero: “Je suis Charlie”. Aunque probablemente la presencia de las banderas francesa y alemana hubieran dado más oficialidad al hecho, estamos evidentemente ante otra forma de plantear la situación. Menos símbolos oficiales y más mensaje humanista. Con el “Je suis Charlie” quedó todo contextualizado y las banderas se echaron en falta. Todo en un ambiente sobrio que expresa por sí misma la gravedad de la situación. Se huye de los símbolos porque quiere darse a entender que no es un ataque ni a Francia, ni a Europa, sino al mundo. Es otra forma de leer la escenografía y que evidencia que no siempre es necesario recurrir a la simbología oficial. Dependerá de las situaciones.

La firma de Rajoy

Rajoy 1

Rajoy 2

Más chocante nos ha parecido la firma del presidente de España, Mariano Rajoy, en la embajada en Madrid. La imagen habla por sí sola. Frente a una chimenea, parcialmente tapada por tres banderas, si situó la mesa de firma, excesivamente saturada por dos retratos, uno del presidente francés y la otra innecesariamente destacada la expresión “Nous sommes Charlie Hebdo”. Las esculturas de las Meninas poco apropiadas para la ocasión.

 

La imagen general no parece que sea la más adecuada, por mucho que el letrero nos sitúe en el contexto. La foto del Presidente francés nada adecuada para este momento (no ha fallecido él). El entorno no transmite el mensaje de dolor, pesar y condolencia.

Las banderas en mi modesta opinión estaban mal dispuestas, de acuerdo a la tradición francesa y a la internacional. Es costumbre en Francia que su bandera en actos oficiales solemnes ondee junto a la europea y que ésta se sitúe a su derecha, pero unos centímetros por detrás, lo que hace que pase a tener una precedencia menor (aunque esté a la derecha, porque queda por detrás). Sin embargo, con ocasión de la presencia de Rajoy, la bandera de España quedó relegada claramente a la última, lo que representa una falta de deferencia, error que no se cometió con el presidente de Estados Unidos. Hubiese quedado elegante, de mantenerse la costumbre francesa, que la bandera gala y la europea estuvieran juntas como acostumbran, pero a su derecha la española, y que estuvieran un poquito separadas la de España y las otras dos que siempre van pegadas.

En fin, tres país, tres soluciones. Un mismo país organizador, tres soluciones. Tres altos mandatarios para la firma en un libro de condolencias, tres opciones diferentes. El protocolo no es ciencia exacta, pero cuando no se aplica bien produce pésimos resultados.