Protocolo deportivo: Rusia 2018

La final del Campeonato del Mundo de Fútbol (el Mundial) de Rusia 2018, ha dejado unas cuantas “perlas” desde el punto de vista del protocolo deportivo, que en algún caso ha alcanzado a las redes sociales, incluso, a la mayoría de los medios de comunicación generalistas y deportivos, generándose amplios debates acerca de algunas situaciones. Si el presidente francés, Emmanuel Macron, no debiera haber celebrado como lo hizo los goles que dieron la victoria a su selección; si la presidenta croata, Kolinda Grabar, no tendría que haberse puesto la camiseta de su equipo, ni tampoco celebrar los goles; si el presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA, entidad organizadora de este acontecimiento), Gianni Infantino, debería estar a la izquierda y no a la derecha del presidente ruso, Vladimir Putin, en los palcos de la inauguración y la clausura; si habría que tener preparado un “plan B” en caso de lluvia fuerte a la hora de la entrega de los trofeos (como ocurrió); por qué no llegaron a tiempo los paraguas; cómo es posible que cuatro miembros del grupo musical feminista ruso Pussy Riots burlaran la seguridad y saltaran como espontáneas en mitad del partido final, etc. Son algunas de las preguntas o reflexiones que muchos se han hecho al respecto. Ha habido más situaciones de interés y en relación al protocolo estricto, hemos de decir que quizá para mi lo más relevante ha sido la estrategia de doble falsa presidencia en los palcos a los que acudía el Presidente ruso, o la no cesión del puesto 1 por el Presidente de la FIFA o su delegado aún cuando asistieran personalidades del máximo nivel.

protocolo deportivo

La selección francesa en el podido donde recibió la Copa del Mundial Rusia 2018, tras vencer a Croacia por 4 goles a 2, en Moscú.

Continue reading