Protocolo para la “no-copa de navidad”

En circunstancias normales, este mes que empieza de diciembre, sería caótico y especialmente trabajoso para los profesionales de protocolo y de eventos. Llega la Navidad, y con ella, la política de comidas o cenas institucionales, de empresa, regalos corporativos, cestas o lotes, felicitaciones, cabalgatas, recepciones reales para los niños y un largo etcétera. Pero, ¿qué hacer en estos tiempos de pandemia? El gobierno nos anuncia restricciones, las autonomías valoran hasta dónde llegar, las empresas no quieren hacer ostentación cuando tienen en su mente “estamos de luto y no conviene festividades” (no hay nada que celebrar, argumentan), ni acciones que se contrapongan con los graves problemas sociales que ha traído la pandemia. Las personas, conscientes del problema, procurarán restringir sus celebraciones en cuanto al número de personas… Llegan las felicitaciones de Navidad y no sabemos bien cómo manejarnos entre la “esperanza” y la realidad de una pandemia que será difícil olvidar. ¿Qué hacemos? Llega aquí un reto para los profesionales de protocolo y relaciones institucionales. ¿Entenderá la sociedad que la administración regale cestas de navidad a sus funcionarios, y las empresas a sus trabajadores cuando hay más de tres millones de personas en extrema pobreza? Difícil dilema, de aparente fácil solución pero que no es tan sencillo.

Esta mañana, los miembros del Comité Promotor del Observatorio de Profesionales de Protocolo y Eventos (OPPE) nos hemos reunido durante tres horas para hablar del tema y las soluciones no son sencillas, pero hemos llegado a la posible fácil conclusión de que este año debe ser diferente y necesariamente más imaginativo. Precisamente esta cuestión la vamos a someter al debate de este martes, 1 de diciembre, en la XVIII jornada. Más que nunca necesitamos la participación porque desde el Observatorio queremos hacer recomendaciones al respecto y es bueno saber lo que piensan los profesionales en general y especialmente ahora que necesitamos ideas compartidas que nos ayuden a afrontar este mes siempre complejo.

Continue reading