El video viral de la Familia Real, ¿problema de protocolo?

El posado oficial tras la celebración de la misa y de las situaciones reflejadas en el vídeo de la polémica.

Ayer y hoy los medios de comunicación y las redes sociales han ardido a propósito de las imágenes difundidas por el diario El Mundo del supuesto “rifirrafe” entre la reina consorte Letizia Ortiz y la reina honorífica, Sofía de Grecia, al término de la Misa de Pascua en la Catedral de Palma de Mallorca, el pasado domingo. Motivos para la cobertura mediática y para generar, en consecuencia, millones de comentarios hay, pues no es habitual que estas cosas se produzcan, al menos en público. Y las imágenes son las que son. En un análisis superficial, los ciudadanos se han quedado con la imagen de una madre que dificulta la fotografía de una abuela con sus nietas a la salida de misa. Entendemos ese posicionamiento (aunque no lo compartimos), pero es nuestra obligación como profesionales de protocolo ir más allá, y no quedarse con la “anécdota” (¿puedo llamarlo así?), que en mi modesta opinión no cuestiona las normales relaciones de las “reinas”. Pienso que, desde el máximo respeto, admiración y reconocimiento por ambas personalidades, la Reina Honorífica se equivoca al no seguir el protocolo que en ese preciso momento era necesario observar y empeñarse, además, en hacerse un posada con sus nietas en un lugar que no es el adecuado, ni el oportuno. Y considero que quizá la Reina Consorte, ante un hecho consumado, pudiera haber evitado convertir en noticia mundial algo que nadie hubiera notado.

No quiero entrar en consideraciones de si existen o no relaciones buenas, malas o regulares, pues sencillamente las desconozco, y por lo visto en el video no puedo deducir absolutamente nada, más allá de un mero “incidente” que puede ocurrir en el seno de cualquier familia (aunque es evidente que la Familia Real no es una familia cualquiera). Vayamos más allá de lo que se ve y en mi condición de conocedor de la materia, quisiera analizarlo desde el punto de vista protocolario, que es en mi modesta opinión, donde está el origen de esta situación. Soy consciente de que mucha gente me criticará por no entender el derecho de una “abuela a hacerse una fotografía con sus nietas a la salida de misa” o por no condenar un posible exceso de celo en la observancia protocolaria por parte de la madre de la Princesa de Asturias, Leonor, y de su hermana, la infanta Sofía, o simplemente por entender a una persona que no es del agrado de algunos. Soy consciente, pero no voy a renunciar al análisis técnico-protocolario como hago habitualmente en este blog. Continue reading

Ceremonia de entrega del Toisón a la Princesa: cuando el protocolo es más que norma

Me ha gustado mucho el acto y la solución protocolaria dada por la dirección de Protocolo de la Casa de Su Majestad el Rey esta mañana en el Palacio Real, para la ceremonia de imposición del Collar de la Orden del Toisón de Oro, a la princesa de Asturias, Leonor de Borbón, de manos del rey Felipe VI, jefe y soberano, además, de la misma. En situaciones como éstas cuando se hace adecuadamente es donde los gestos toman significado y tratan de decirnos cosas, dando al protocolo su verdadera condición de facilitar la transmisión de mensajes, más allá de lo que le pueda permitir la normativa vigente. No se ha roto el protocolo, ni se ha vulnerado, pues se trata de un acto interno de la Casa Real –a quien pertenece la Orden- y para sus miembros puede disponer el ordenamiento que considere más idóneo para el acto. Otra cosa es con las autoridades oficiales invitadas deba observar el artículo 10 del Real Decreto 2099/83 por el que se establece el Ordenamiento General de Precedencias en el Estado, así como para la Familia del Rey y los tres presentes españoles que tienen el citado collar (Javier Solana, Víctor García de la Concha y Enrique Iglesias). Los presidentes de los Poderes, invitados excepcionales, ocuparon (también por su orden) el lateral izquierdo del Salón de columnas, cuyo centro se reservó para una mesa que sostenía el Collar y el diploma e insignia correspondientes. Continue reading