Los eventos oficiales, claves en la comunicación institucional

Análisis de eventos reales: la depuradora de Burgos

Primera

Hay muchos vicios negativos que tenemos adquiridos los profesionales del protocolo y que arrastramos a nuestros eventos sin que nos demos cuenta. Y hay también muchos reconocidos expertos de producción de eventos que sacrifican inútilmente sus creatividades al entender que en los actos oficiales en los que participan deben sacrificar determinadas cosas porque hay que ser más conservadores y más “protocolarios”. Visión errática. Los eventos oficiales, como los corporativos, comparten los mismos objetivos generales: comunicar, llegar, obtener resultados positivos de la acción. Unos lo medirán en beneficios o reputación de marca, otros en comunicación política, prestigio o captación de votos o lo que sea. Los eventos se hacen para conseguir buenos resultados y mejorar la comunicación institucional. En esa visión la puesta en escena resulta clave. Las palabras (se invierte excesivo tiempo en discursos medio inútiles) normalmente se las lleva el viento; las imágenes, en cambio, quedan y viajan de un lugar a otro.

Por otra parte, en numerosas ocasiones las instituciones oficiales no rentabilizan los eventos en sus propias redes sociales. Basta solo con analizar (y es un ejemplo) la web del Ministro de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en su información relativa a la puesta en marcha de Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Burgos (octubre, 2016), una obra con un coste de 57 millones de euros, una parte significativa de los 100 millones que dicho organismo invierte en materia de agua en este municipio castellano. Invito a los lectores a que entren en esta dirección y valoren: http://www.mapama.gob.es/en/prensa/noticias/-garc%C3%ADa-tejerina-la-puesta-en-marcha-de-la-edar-de-burgos-da-respuesta-a-las-exigencias-de-una-buena-gesti%C3%B3n-del-ciclo-del-agua/tcm11-435356-16. Continue reading

Atril en la carretera, “accidente” en las precedencias

Rajoy Asturias
Rajoy en el atril pronunciando su discurso de inauguración de la nueva autovía. A la derecha de la imagen por este orden, el Presidente de Asturias, la Ministra de Fomento y el Presidente de cantabria.

La verdad es que la imagen llama mucho la atención. Si no se hiciera comentario alguno ¿qué conclusión sacaría el lector al ver estas imágenes? ¿De qué va este evento? ¿Qué carajo estamos viendo? Si alguien se está preguntado estas cuestiones, los organizadores se han equivocado en la puesta de escena.

Rajoy bucólicoTodo muy bonito, pero ¿qué se está inaugurando la apertura de un Parque Nacional o una autovía?

Se trata de la inauguración del tramo de la autovía A-8, entre Unquera (Cantabria) y La Franca (Principado de Asturias), celebrada el pasado 30 de diciembre. Nada menos que 4,5 kilómetros de nuevo trayecto. Es cierto que es un corto recorrido para tanto presidente, pero su apertura resulta simbólica porque acaba con un importante “embudo” que generaba severos problemas de tráfico en esta carretera que a falta de dos pequeños tramos en Cantabria que se abrirán este año une a través nada menos que Portugal con Europa por el norte de España).

Como dijo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se podrá viajar de “Faro (Portugal) hasta París por vías de alta capacidad”. Es decir, poco kilometraje para una inauguración en el norte de la península que moviliza a un Presidente del Gobierno, pero muy simbólica porque es casi el fin de una obra –la transcantábrica- que comenzó a tramitarse hace 25 años (y en cualquier caso el fin en su paso por el Principado) .

Bueno, la cuestión está en la foto, en la puesta en escena, que “francamente” no nos convence para nada. ¿Estamos inaugurando una carretera, un mirador, un circuito, un acceso a un Parque Nacional, o estamos haciendo balance de los accidentes de tráfico? La verdad es que la imagen es tan chocante, tan fuera de lugar, tan desafortunada, que no podía dejarse de comentar en este modesto blog. Seguramente hubiera quedado mucho mejor una perspectiva en la dirección que muestra la imagen siguiente, para transmitir la idea de que lo que se inaugura es una autovía y además entre Asturias y Cantabria.

Rajoy mejor perspectivaQuizá hubiera quedado mejor la presidencia del acto con esta perspectiva de fondo (entiendase, ubicando a los invitados en otro lado)

El puesto de los presidentes

Este acto nos aporta otra reflexión. Las precedencias seguidas para los dos presidentes autonómicos, Javier Fernández (Asturias) e Ignacio Diego (Cantabria) y la ministra de Fomento, Ana Pastor. Durante el discurso, se aplican de acuerdo al Real Decreto 2099/1983 sobre ordenación general de las autoridades en España. Por lo tanto no se pueden calificar de incorrectas. Pero en este país, tan dado a saltarse las normas protocolarias cuando viene en gana, parece que cuando la lógica las justificaría es cuando alguien se “planta” y dispone su cumplimiento. Y al Real Decreto hay que interpretarlo y bien, cuestión que muchos profesionales olvidan. Sí, interpretar bien, porque tiene tantas lagunas y carencias que exige ese esfuerzo.

Si se trata de la inauguración de un trayecto que une por autovía de forma definitiva Asturias y Cantabria, sus presidentes deben situarse al mismo nivel, no separados por la Ministra, que en este acto debe ceder todo su protagonismo al Presidente, asumiendo el papel que llamamos de anfitriona desplazada en un acto que promueve su ministerio. ¿No hubiera quedado mejor que los dos presidentes quedaran al mismo nivel (primero el asturiano porque el acto se celebra en su territorio pero inmediatamente después el cántabro). Y no hubiera pasado nada. Quedaría superelegante que la tercera fuera la Ministra, una política que por cierto hubiera aceptado esta opción porque ha acreditado ser comprensiva en este campo. Pero a buen seguro ha sido sumisa con el protocolo que el responsable de turno ha dispuesto. Pocas veces se justifica saltarse el protocolo del Real Decreto, pero en esta ocasión pienso que hubiera beneficiado al sentido del acto, es decir, a sus objetivos.

Hito 1Derecha del hito a descubrir: Presidente del Gobierno y Presidente del Principado de Asturias. Izquierda, Ministra de Fomento y Presidente de Cantabria.

Hito 2Foto de Familia, tras descubrir el hito.

Igualmente, en esta otra foto la precedencia hubiera sido más acertada si a la derecha del hito kilométrico se hubieran colocado el gobierno nacional (el presidente Rajoy y la ministra Pastor) y a la izquierda los dos presidentes autonómicos (el asturiano Fernández y el cántabro Diego). Y para no alargarnos más, mejor dejamos para otro día la chapuza de tela dispuesta para el descubrimiento de este hito indicador. Tantos sustos al mismo tiempo no son buenos.

Otro ‘isotopazo’

Mira que a algunos les ha entrado la manía de bendecir todo. Si hace unas fechas hacíamos alusión a la bendición del aeropuerto de Castellón, ahora los adjudicatarios de explotación del nuevo Palacio de Congresos de Oviedo, diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava, han decidido abrir sus instalaciones a base de isotopazos. Claro, la polémica en la ciudad ya se ha lanzado. Y no es para menos, aunque en honor a la verdad hay que decir que de acuerdo a nuestro posicionamiento en relación al hecho estrictamente religioso han actuado de forma correcta.
Lo curioso es que esta gran obra para Oviedo, promovida por su ayuntamiento, pero con inversión en su mayor parte privada, es que los adjudicatarios decidan bendecir las instalaciones el mismo día que se inicia la campaña electoral. La empresa dice que no es una inauguración oficial, que ésa será más adelante. Pero, digan lo que digan, en el momento en que el señor arzobispo se pasa por el Palacio de Congresos y bendice los mismos ante los medios de comunicación, es normal que muchos piensen que se haya querido hacer un acto al margen de las autoridades, en un edificio que es público. Probablemente a algún político le hubiera gustado estar en esa pseudoinauguración, pero la Ley Electoral impide su protagonismo.
Como señalaba antes, al menos no se ha hecho hiriente para nadie que una instalación reciba la bendición católica. Si ése es el deseo de sus responsables hay que respetarlo. Pero lo cuestionable es que se haga a bombo y platillo, porque aunque no lo quisieran, la realidad acredita que es el Arzobispo quien ha inaugurado el impresionante edificio encajado en la parte alta de la ciudad. Supongo que como el caso de Castellón la divinidad dará larga vida al palacio de Congresos. De momento la Asociación de OPC’s ya ha logrado que en Oviedo no les cobren las tasas por celebrar en él uno de sus congresos anuales.
Claro, lo más indignante es que luego el principal diario asturiano, La Nueva España, recoja con sus páginas frases las siguientes:
“La bendición del arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, sirvió ayer, en un acto en el que participaron apenas cincuenta personas, para dar por inaugurado el espacio, concluido tras nueve años de obras. Las familias Cosmen y Lago, promotoras del proyecto con su empresa Jovellanos XXI, recibieron también la bendición de un arzobispo que reconoció: «Préstame mucho y agradezco la libertad de Jovellanos XXI para organizar este acto». Sanz mandó un aviso para navegantes en la primera jornada de campaña electoral: «Estamos aquí convocados por ellos –los promotores– y la foto no coincide con la que algunos habían dibujado en su cabeza, porque estamos aquí los que estamos y no otros, y estamos para esto y no para otra cosa». Por si alguien quería convertir la «inauguración» en un acto político”.
Me da la sensación de que este Arzobispo quiso ser político durante un día. Dios mío…