El “estilo” protocolario de Felipe VI llega en pequeños gestos a la jura del Presidente

Al margen de nuestra discordancia con la presencia de símbolos religiosos en actos oficiales de Estado, la ceremonia de jura del Presidente del Gobierno ha aportado al menos dos novedades protocolarias de interés que son objeto de análisis.

(Texto publicado en el diario La Nueva España, hoy 1 de noviembre, onomástica del rey Felipe VI, bahjo el título “Ausencia de la Reina y presencia del crucifijo”, y que ha sido enriquecido con otras consideraciones que por razones de extensión no pudieron ser incluidas en la columna de opinión del citado periódico del Principado de Asturias).

leyendo-rd

Fase 1 de la jura: El Presidente, al fondo, el Rey en posición destacada próximo a la mesa de la jura, presidiendo el acto, junto a la Presidenta del Congreso, del Senado, del Tribunal Coinstitucional y del Consejo General de Poder Judicial, de acuerdo a la precedencia protocolaria vigente. En este instante se dando lectura al Real Decreto de nombramiento del Presidente.

Mariano Rajoy, ha pronunciado ante el rey Felipe VI, la preceptiva frase regulada en el Real Decreto 707/1979, de 5 de abril, por el que se establece la fórmula de juramento en cargos y funciones públicas, y que para el Presidente del Gobierno es la siguiente: “Juro cumplir fielmente las obligaciones del cargo como Presidente del Gobierno, con lealtad al Rey, guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros” (eligió la opción de “juro” frente a la de “Prometo por mi conciencia y honor”).

Se cumplía de esta manera un protocolo obligatorio para tomar posesión del cargo y asumir de forma efectiva la presidencia del Poder Ejecutivo. Sin embargo, dos aspectos han suscitado diferentes comentarios entre la clase periodística sobre el acto celebrado a primera hora de la mañana de ayer en el Palacio de La Zarzuela. Uno la ausencia de la reina Letizia Ortiz, y otro el hecho de que en un estado aconfesional se siga jurando ante un crucifijo y la Biblia (editada en Valencia en 1791, propiedad de Carlos IV, abierta por el capítulo XXX del Libro de los Números, dedicado al voto y al juramento). Obviamente, estaba también un ejemplar facsímil de la Constitución editado por las Cortes Generales en 1980, abierto por el Título IV, del Gobierno y la Administración. Continue reading

El Libro blanco del Protocolo y Comunicación de Felipe VI

PROCLAMACION FELIPE VI. JURAMENTO

Felipe VI el 19 de junio de 2014 jura la Constitución ante las Cortes Generales españolas. Hoy se cumplen dos años.

Hoy hace dos años, Felipe de Borbón y Grecia, era proclamado ante las Cortes Generales, Rey de España, con el nombre de Felipe VI. Fue el 19 de junio de 2014 cuando, tras la abdicación de su padre Juan Carlos I, hoy rey honorífico, accedió a la Jefatura del Estado, casi 39 años después de asumir la condición de príncipe heredero. Aquel día, ante la nación prometía por primera vez un monarca en democracia la frase obligada: “Juro desempeñar fielmente mis funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las comunidades autónomas”. Hoy no hay festejos, ni celebraciones, por así lo quiere el Monarca: nada especial, que aun queda mucho por hacer y el país está aún pendiente de que nuestros políticos sean capaces de entenderse. Continue reading

Nuevos tiempos para el protocolo institucional, incluso para el Real

Rey con IglesiasDon Felipe con el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Pese a quien le pese, para bien o para mal, el futuro próximo lo dirá, estamos ante nuevos tiempos para el Protocolo institucional. Las diferentes imágenes que los medios de comunicación nos han transmitido de la sesión constituyente del Congreso y del Senado, así como de las audiencias del Rey con los líderes políticos y las reuniones de éstos entre ellos mismos o en sus comparecencias ante los medios de comunicación, acreditan que poco seguirá siendo igual en el ámbito protocolario y comunicacional en el sector público. Podemos quedarnos quietos y acogernos al pensamiento de que todo volverá a su sitio, o que dependerá de cómo se conforme el Gobierno de la Nación; o también podemos, sencillamente, reflexionar que las urnas de forma indirecta nos han enviado otro mensaje a los expertos en protocolo oficial. Nuestra obligación es hacer también una lectura de ello, y no anclarnos en la tentación de señalar que este Protocolo ha enfermado por un virus de irreverencias, antiformas y rupturismo general. Continue reading

Protocolo para los Premios Princesa de Asturias: mirando al futuro

PanorámicaAcceso de los premiados al inicio de la ceremonia de 2015.

Oviedo (Principado de Asturias, España) albergó ayer una nueva edición de los Premios Princesa de Asturias (antes Príncipe de Asturias), en la que se entregaron los ocho galardonados que anualmente concede en el transcurso de una ceremonia que alcanza la perfección organizativa (y por ello hemos de felicitar una vez más a sus organizadores). Pero al margen del éxito incuestionable, es bueno dar un paso más con el ánimo de contribuir a su mejora y plantearse algunos interrogantes y cuestiones técnicas que no buscan desmerecer el éxito de esta edición y anteriores, que sitúan a la capital asturiana en el epicentro mundial de la cultura y la defensa de los valores humanos que fomentan la solidaridad, la convivencia, la justicia y la paz, sino contribuir a su crecimiento (desde las aportaciones dle protocolo). Reflexionamos a través de varias pinceladas. Continue reading

De la indignidad de “la” Infanta al Rey “refrendado”

Foto Rey

La semana que culmina nos ha dejado dos hechos que obviamente no han pasado desapercibidos para los ciudadanos. Por una parte, la revocación del título de Duquesa de Palma de Mallorca por parte del Rey a su hermana la infanta Cristina de Borbón, y, por otra, la toma de posesión de los alcaldes en los 8.115 ayuntamientos que hay en España, en los que trabajarán sus 68.230 concejales que elegimos hace apenas 15 días. Por ello, vamos a referirnos en dos artículos a ambas cuestiones, buscando como siempre el lado protocolario.

El diario El País, en su edición de hoy, asegura sobre la Familia Real: “La decisión adoptada por el Rey de revocar el título de duquesa de Palma a Cristina de Borbón y la reacción de esta asegurando que ya había renunciado antes de que se promulgara el real decreto pone de relieve el abismo que se ha abierto entre los dos hermanos como consecuencia de la imputación de la Infanta en el Caso Nóos. El movimiento realizado por Felipe VI sitúa de nuevo el foco en el paso siguiente: la renuncia de Cristina a sus derechos dinásticos, una decisión que solo depende de ella y que la desvincularía de la Casa del Rey”.

Continue reading