Covid’19: protocolo para la solidaridad

Protocolo para la solidaridad

El presidente del Partido Popular en su habitual reunión virtual con sus dirigentes, con la bandera de España con el lazo negro.

Es probable que quizá no sea el momento de hacer esta reflexión o comentario, pero pienso que tampoco lo es que algunos políticos tomen decisiones protocolarias por su cuenta sin tener presente que hay determinadas cuestiones que deben responder al protocolo de Estado. Soy consciente de que vivimos momentos muy complejos y difíciles, donde las cifras de contagios y de fallecidos ya resulta preocupante y la lucha contra la crisis está resultando muy difícil pese a que la inmensa mayoría de los españoles estamos siguiendo lo que se nos pide y contamos con verdaderos “héroes” en el frente de la pandemia que están dando incluso la vida por atender a nuestros enfermos de Covid’19 y garantizar el orden, los suministros y las urgencias del día a día. Vaya por delante mi reconocimiento y aplauso para todos ellos.

Aunque algunos digan, insisto, que no toca ahora, no puedo olvidar que soy profesional del protocolo y de los eventos, además de periodista, y pienso siempre qué puedo hacer para contribuir desde mi modesta profesión. Intento hacerlo todos los días, desde el rincón de mi casa, dando clases virtuales a los alumnos, trasladando ánimos, atendiendo a quienes sufren el virus en sí mismos o en su entorno o tratando de conseguir que se cumplan los objetivos de formación. Todos desde nuestras casas estoy seguro que podemos aportar algo.

Protocolo para la solidaridad

Las banderas de la ciudad, como la de España ubicada en la avenida de Sinforiano Madroñero de Badajoz, ondean a media asta.

Todavía no hay luto oficial

No me parece adecuado que algunos responsables políticos se arroguen ya un luto oficial que todavía no se ha decretado, como en el caso del líder de la oposición, Pablo Casado, que concurre públicamente con la bandera de España con un lazo negro (además de que es ilegal que sobre la bandera se pinche símbolo alguno aunque sea éste) o del Ayuntamiento de Badajoz poniendo las banderas a media asta (tampoco puede poner la enseña española a media asta sin que lo decrete el gobierno). Creo que esa no es una buena forma de actuar, por mucho que suframos el dolor general, y queramos ser solidarios y sumarnos a la tragedia de miles de familias que cuentan en su seno con fallecimientos de personas allegadas. El caso del líder de Partido Popular, dado que su decisión es personal, ¿por qué no pone el lazo negro también a la europea?

No es que me moleste en sí el hecho, es que en un país que está tratando de trabajar juntos, de mostrarse más solidarios que nunca, no caben actuaciones aisladas sobre nuestros símbolos. Debemos esperar a que se establezcan las medidas de luto por todas las víctimas cuando se considere oportuno y puedan entonces promoverse actos de homenaje o los que se consideren oportunos, una vez hayamos superado esta terrible crisis sanitaria que nos arrastra también a la económica. Ahí será el momento, y como la pandemia es general, cuando el gobierno de la nación lo disponga. Aunque lo parezca no estamos de luto oficial, aunque obviamente miles de personas sí lo estén. Pero los políticos deben tener la cabeza encima del hombro en este momento y demostrar que también ellos son capaces de distinguir que ante una “guerra” todos estamos en el mismo bando. Ya tendremos tiempo para actos y homenajes, para expresar oficialmente el luto o para lo que se estime. Y ya tendremos tiempo para hacer las críticas que correspondan que probablemente sean muchas. Toca remar juntos, incluso en protocolo.

Jornada virtual de debate

Por eso propongo desde aquí hacer una jornada cada uno desde su casa, donde virtualmente profesionales del sector podamos reunirnos, viéndonos la cara y escuchándonos en estos días de encierro, para debatir sobre esos momentos donde tengamos que proponer actos y eventos de luto, solidaridad y reconocimiento. Una reunión virtual sólo de profesionales. He habilitado una sala virtual donde podrán conectarse las personas a las que les interese dedicar un tiempo a compartir inquietudes al respecto. Basta con que me lo comuniqueis y publicaré de acceso a la sala virtual. Seguro que se nos ocurrirán ideas incluso para ejecutar durante este confinamiento. Podremos demostrar lo necesaria que también resulta esta profesión en situaciones tan complejas como las que vivimos. La primera reunión será el martes a las 17.00 horas peninsular de España. Seguro que acordaremos seguir reuniéndonos periódicamente mientras dure todo esto.

Y mucho ánimo. Casi todos los profesionales de protocolo seguimos trabajando bien desde casa o al pie del cañón en los centros de trabajo, haciendo una labor encomiable. En estos momentos también es un bien de primera necesidad generar desde el protocolo la necesaria solidaridad que no debe ahogarse en la soledad y el encierro de las casas.

Leave a Comment.