Protocolo para despedir a Rubalcaba

Miles de personas han acudido ya a dar su último adiós a Alfredo Pérez Rubalcaba.

Quizá sea temprano entrar en valoraciones y más en cuerpo presente, acerca de los honores, protocolo y ceremonial que se están dispensando en la despedida oficial al ex dirigente socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, definido por muchos políticos como el “gran seductor político” y que fuera, entre otros muchos cargos, vicepresidente y portavoz del Gobierno (2010), ministro de varias carteras (Presidencia en 1993, Educación en 1992 e Interior 2016), diputado durante 21 años, candidato a la presidencia del Gobierno (2011) y secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) (2012 hasta 2014). Tras comunicarse su fallecimiento como consecuencia de un infarto cerebral a primeras horas de la tarde de ayer, se informó que la capilla ardiente quedaría instalada en Salón de Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados. Allí llegó su féretro y portado por policías nacionales y guardias civiles fue conducido al interior del Palacio de las Cortes por la puerta principal de los leones, esa que sólo se abre para las grandes ocasiones o situaciones como éstas. Fue recibido el cadáver por una singular línea de autoridades, familiares y amigos muy próximos al difunto que analizaremos más adelante. Rubalcaba ha sido definido por la casi totalidad de los políticos como un hombre de Estado que ha realizado importantes servicios al país. Basta sólo con reflejar el mensaje que a través de twiter publicó la Casa de Su Majestad: “Hondamente entristecidos por la repentina muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba. Le recordaremos y le agradeceremos siempre su permanente y profunda visión institucional y su alto sentido del Estado en su vida política al servicio a España”.

Cartel situado junto al féretro.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, bajo el título de “Un hombre de Estado al servicio de España”, señalaba en un párrafo que lo resume todo: “Con él en distintos puestos de responsabilidad, España cambió para siempre y su legado es tan profundo que solo el paso del tiempo podrá hacerle verdadera justicia y rendirle el homenaje que merece. Hoy llora la familia socialista, pero también el país en su conjunto. Rubalcaba era un hombre de Estado, y como tal se va: admirado y homenajeado por España, sin distinciones ni matices ideológicos. Por su parte, el ex presidente Mariano Rajoy también en el mismo diario, bajo el título “Rubalcaba, un rival admirable”, escribía: “Ha sido una de las personalidades más importantes de la reciente historia de España y como tal merece ser honrado y reconocido. No llegó a ser presidente de Gobierno pero, hasta su retirada de la política, fue una persona decisiva en los distintos ejecutivos socialistas y también en las labores de oposición. Inteligente, hábil negociador e implacable dialéctico, era un rival temible: brillante y afilado como un bisturí, pero sincero a la hora de negociar y todo lo leal que se puede ser entre contrincantes políticos”.

¿Por qué hacemos referencia a estos comentarios en un blog dedicado a temas de protocolo y organización de eventos? Desde ayer he recibido numerosas llamadas y mensajes sobre un posible exceso en el tratamiento oficial en la despedida del político. Ya parto de la base que no estoy de acuerdo. Sí es cierto que todo el ceremonial nada entre una despedida de Estado y un adiós oficial/personal a la carta, porque una despedida para este personaje precisaba de muchas singularidades, en un país políticamente muy estimulado por los procesos electorales, necesitado de referentes políticos no cuestionados y con muchas horas previas de alto seguimiento mediático durante la estancia en el hospital.

Lado izqauierdo del féretro en la capilla ardiente en el Congreso, por su orden de precedencia: rey, reina, presidente del Gobierno, presidenta del Congreso, presidente del Senado, presidente del Tribunal Constitucional y presidente del Consejo General del Poder Judicial.

Luto Nacional

El Gobierno, a propuesta de su presidente, ha declarado luto nacional por el fallecimiento que comenzó anoche a las 20.00 horas y finalizará a las 24.00 horas de hoy. Durante este tiempo, al menos la bandera española debe ondear a media asta en todos los edificios públicos y buques de la Armada. La declaración de luto nacional aparece hoy en el Boletín Oficial del Estado. Ya es cuestión ahora que las instituciones autonómicas y locales decidan si también se ponen a media asta sus banderas, ya que el estado no tiene competencias para obligarlo. La lógica y el sentido común nos induce a señalar que cuando hay un luto oficial la bandera a media asta de la española debe acompañarse con igual acción del resto de las banderas oficiales de los territorios españoles. Conviene recordar que las banderas de interior deben llevar un lazo negro anudado no sobre la bandera sino sobre lo alto del mástil.

Me han comentado varios profesionales si todo esto es excesivo para un político que llevaba años alejado de las instituciones y centrado en su oficio de profesor universitario en la Universidad Complutense de Madrid. Obviamente la decisión de declarar luto nacional sólo corresponde al Gobierno y sus razones habrá manejado para ello. Pero suscribo la decisión tomada. Un hombre de la trayectoria de Rubalcaba, cuyo infarto cerebral abrió telediarios, generó programas especiales, visitas institucionales al Hospital Puerta de Hierro, y que tras su muerte ha generado cierto (por ser prudentes) impacto social y mediático, con enormes colas previsibles para pasar allá donde estuviera su capilla ardiente, que recibe la visita de los reyes, reyes eméritos, infanta, toda la clase política, miles de ciudadanos, etc., pienso que es razón más que suficiente para que al menos un día haya este luto.

El problema es cuando no se mide por el mismo rasero a la hora de aplicar el luto. En diciembre de 2017 falleció Manuel Marín, otro líder histórico del PSOE y cuya capilla ardiente también se llevó al Congreso de los Diputados (razón muy justificada porque había sido presidente de esa institución entre 2004 y 2008). En cambio no se declaró luto nacional por el gobierno de Rajoy. Marín, además de presidente del Congreso, había sido presidente en funciones de la Comisión Europea (1999), Vicepresidente de la misma (1985-1999), Comisario Europeo (1985-1999), persona clave en las negociaciones de ingreso de España en la Unión Europea y el considerado como el gran impulsor del programa Erasmus. Un político de su talla, definido por Felipe VI como «un hombre de Estado que defendió con pasión» el interés general y la vocación europea de España, no se declaró luto nacional, si bien el Congreso por su cuenta decidió poner un lazo negro a la bandera española situada junto al féretro. Claro, estas son las contradicciones que nos despistan a todos. Podemos entender que el fallecimiento de unas personas generan mayor impacto que otras, está claro, pero quizá el Estado debe tener un rasero mínimo de medir aunque luego haya las lógicas excepcionalidades. Debió haberlo entonces como lo ha hecho ahora.

El presidente del Gobierno firma en el libro de condolencias habilitado en el vestíbulo del Congreso.

Capilla ardiente en el Congreso

La decisión de instalar la capilla ardiente en el Congreso la consideramos acertada, porque toda la vida política de Rubalcaba al servicio del país fue realizada desde su condición de diputado (21 años), al margen de que ocupara también otras altas responsabilidades. El Congreso es la casa común de todos y resulta más idóneo que la capilla se instalé ahí que en otro lugar. Algunos dicen por qué no se ha puesto en la sede socialista. Podría haberse hecho, sin lugar a dudas, pero eso hubiera restado el gran valor reconocido a este personaje: su servicio al Estado. Y ahí es donde debe estar el Congreso o el Senado (según los casos). No fue presidente del Gobierno ni del Congreso, está claro, pero su vida parlamentaria e institucional justifica la decisión y felicitamos a la presidente de la Cámara Baja por la decisión generosa adoptada. En la democracia, la puerta de los leones solo se ha abierto para acoger las capillas de los ex presidentes Calvo-Sotelo (2008) y Suárez (2014), Gabriel Cisneros (uno de los “padres de la Constitución”) (2007), Manuel Marín (2017) y ahora Rubalcaba. Manuel Fraga, fallecido en 2012, tuvo su capilla ardiente en su domicilio, pero fue su familia quien declinó el ofrecimiento del Congreso. Esta institución es el epicentro de la vida política nacional y su sensibilidad en estas ocasiones tan especiales debe brotar sin dudar.

Bandera de España en primer plano y bandera socialista tras ella sobre el féretro de Rubalcaba.

La bandera socialista

No nos ha parecido acertado que si la capilla ardiente está en el Congreso se haya puesto la bandera del PSOE sobre el ataúd, junto a la española. En la casa de todos el símbolo socialista no debiera estar, habiendo además luto nacional. Pero obviamente desconocemos si la familia lo ha pedido, en cuyo caso hay que respetarlo, aunque pienso que hablando se hubiera resuelto. Perfectamente podría colocarse al salir del Congreso y quizá darle el último adiós en la sede del PSOE con sus militantes. Ahí sí tendría sentido, pero en el Congreso no. La capilla ardiente se ha abierto a todos los ciudadanos porque Rubalcaba bien merece el reconocimiento general, no solo el socialista.

La línea de recibimiento al féretro

No queremos cerrar esta crónica de urgencia sin hacer referencia a la imagen del recibimiento ayer en el Congreso al féretro del finado. Esperaban en la puerta, y en este orden, la presidenta del Congreso (Ana Pastor), la viuda (Pilar Goya), el presidente del Gobierno (Pedro Sánchez), el presidente del Tribunal Constitucional (Juan José González), la portavoz del grupo socialista y vicesecretaria general del PSOE (Adriana Lastra), la vicepresidenta del Gobierno (Carmen Calvo), el secretario general del PSOE (José Luis Ábalos) y otros amigos muy personales (casi hermanos entre ellos) como José Enrique Serrano que fuera director de Gabinete bajo la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero y el ex secretario de Estado para el deporte, Jaime Lissavetzky.

Un recibimiento muy especial que conjuga lo oficial y lo personal. No obstante, estimo que hubiera sido bonito el detalle que en esta fila estuvieran también los jefes de los grupos parlamentarios de los principales partidos como PP, Podemos o Ciudadanos. Entiendo que el Congreso no se ha constituido todavía, que los diputados aún no han sido investidos y que de momento carecemos de jefe de la oposición. Pero puestos a interpretar pienso que habría que haber buscado una solución para que en el recibimiento la pluralidad ideológica de España estuviera presente.

El protocolo que humaniza

Pero al margen de ello, nos ha parecido una concepción de línea de recibimiento y respeto la que se dispuso, sabiendo conjugar institucionalidad y familiaridad, en un evento, insisto, que no es de Estado, aunque pareciese revestido de ciertos toques de Estado. El hecho de que su cuerpo no fuera trasladado por militares, ni se rindieran honores, ni que el féretro llegase recubierto con la bandera de España, que sean ordenanzas del congreso y no fuerzas de seguridad o militares quienes permanecen junto al féretro, etc., se hizo obviamente para diferenciarlo de un acto específicamente de Estado. Pero en la lógica diferenciación es cuando aparece el protocolo que humaniza, el que se adapta más allá de las normas y responde a las emociones y sensaciones de cada instante; eso sí, sin perder el “norte”. Este ha sido un buen ejemplo de cómo el protocolo es mucho más que la aplicación de normas. Hay que saber interpretarlo y adaptarlo a cada caso. Eso ni se estudia, ni se aprende. Los profesionales deben llevarlo en el alma.

Llegada de los reyes al Congreso para asistir a la capilla ardiente. Saludan los presidentes del Gobierno, Congreso, Senado, Tribunal Constitucional y Consejo General del Poder Judicial.

Imágenes de la capilla ardiente:

– https://elpais.com/elpais/2019/05/10/album/1557505993_222929.html#foto_gal_3

– http://www.casareal.es/ES/Actividades/Paginas/actividades_actividades_detalle.aspx?data=13960

– http://www.congreso.es/portal/page/portal/Congreso/Congreso/SalaPrensa/FotonoticiasPrensa?_piref73_6374072_73_6374061_6374061.next_page=/wc/detalleFotonoticias&idFotonoticia=2525&anyo=2019&paginaBefore=1

– https://cadenaser.com/ser/2019/05/10/album/1557511326_472643.html#1557511326_472643_1557514390

Leave a Comment.