La foto Real de la misa Pascua

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Este domingo la Familia Real española, a excepción del rey honorífico Juan Carlos I, acudieron a su fiel cita de la misa de Pascua en la Catedral de Palma de Mallorca. Se esperaba, cómo no, con expectación, tras las polémicas imágenes del pasado año. No hubo sobresaltos en esta ocasión, como suele ser habitual, aunque hay quien quiera hacer del paraguas de la reina Letizia información de alcance. Además de agradecer la normalidad de la “cita familiar”, entre otras cuestiones por una mayor atención protocolaria, la imagen de ayer nos concede otra clase magistral en la ordenación protocolaria por parte de la Casa de Su Majestad. Los expertos y estudiantes en protocolo que hayan visto la imagen del domingo seguramente se habrán sorprendido por la ordenación y no les cuadrará. Ciertamente no responde a las precedencias establecidas por el Real Decreto 2099/83. Como muchas veces señalamos, en esta institución no suele haber errores de protocolo, por lo que hay que deducir que la ordenación final responde a criterios pensados, más allá de la relativa espontaneidad que suele darse a esta cita anual fotográfica. Es verdad, que el encuentro de Palma pone de manifiesto una vez más el poco sentido legal que tiene que la infanta Sofía tenga mayor precedencia que los reyes honoríficos, cuando los infantes ya tenían y tienen su sitio específico en la norma. Que la Princesa vaya por delante, como primera heredera, lo entendemos y está justificado, pero lo de la segunda heredera no tanto, por mucho que en el legislador haya pesado la condición de hijas del Rey frente a las hijas de los reyes honoríficos. No tiene sentido.

Para mi es un lección magistral de protocolo lo que observamos ayer, porque por encima de la norma está el “mimo” y el “mensaje”, cuestiones claves en el protocolo moderno que piensa en las personas. Cuidar a cada uno de los presentes y trasmitir una imagen global positiva más allá de quién va antes o después. En cualquier caso, el orden para esta imagen no tiene por qué sujetarse a las precedencias oficiales, pues se produce fuera del ámbito estrictamente oficial que justifica su asistencia. Es una imagen familiar fuera del templo, antes de entrar a la catedral y ser recibido por su obispo y, por lo tanto, al margen del acto estrictamente religioso donde los cinco miembros de la Familia Real observaron fielmente, en el primer banco, la precedencia del Real Decreto. Ver la imagen de ayer que se reproduce a continuación:

Protocolo Casa Real en la misa de Pascua.

Los Reyes, con sus hijas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, y la Reina honorífica Sofía, en la primera fila de asientos de la Catedral de Mallorca, por el orden que marca la normativa de precedencias, en la misa de ayer.

Por ciertro así fue en 2018, también protocolo lineal de acuerdo a las precedencias en el primer banco del templo, con el rey honorífico presente:

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Protocolo en la Catedral en 2018 con presencia de la Familia Real al completo, cumpkiendo estrictamente las precedencias oficiales.

Familia frente a Familia Real

En esto reside el acierto en Palma. Estricto protocolo durante la misa y protocolo familiar en el exterior del templo, donde los abuelos toman un posicionamiento singular. Factores que hemos de respetar y observar. Un protocolo que siguió la costumbre y tradición con el recibimiento a la entrada de la catedral palmesana, por el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull; el decan de la Catedral de Palma, Teodor Suau, y los miembros del cabildo catedralicio y acólicos (en la plaza exterior, a pie de cohe, el recibimiento oficial lo asumió la Delegada del Gobierno en Islas Baleares).

Protocolo Casa Real en la misa de Pascua.

El Rey recibe el saludo del obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, a su llegada a la catedral basílica de Palma de Mallorca.

El protocolo de la foto, en esta ocasión con cierto antes de la misa (en otras ocasiones fue después) responde en cada edición a una “pretendida” naturalidad que va más allá de la precedencia: la familia por encima de la Familia Real, aunque sea difícil distinguir ambos conceptos. Fue un acierto el resultado final, proyectó naturalidad, respeto por la Reina honorífica y adecuada ubicación de las hijas del Rey. El hecho de que solo sean cinco facilita las cosas (ya se sabe que cuantos menos más sencillo ordenar), pero estoy seguro que de haber estado el rey Juan Carlos se hubiera aplicado la misma fórmula.

Conceptos de ordenación

Analicemos. De acuerdo al protocolo oficial, al ser cinco (número impar), el Rey y la Reina deberían haber quedado en el centro (él a la derecha y ella a su izquierda). A la derecha de los monarcas, como un solo puesto la Princesa de Asturias y su hermana Sofía (en ese orden) y a la izquierda de los Reyes la Reina honorífica. Cuando es impar, y solo están los miembros de la Familia Real, los puestos hay que concebirlos no de forma unitaria sino por bloques: centro Reyes, derecha hijas, izquierda Reina madre. Pero la opción final no fue esa: el rey Felipe VI se situó en el centro, la reina Letizia a su derecha y la reina Sofía a la izquierda. La Princesa heredera junto a su madre y la infanta Sofía a la izquierda de su abuela. Un encaje perfecto para una situación impar, sólo factible cuando se da esta circunstancia y fuera de un acto estrictamente oficial. Es como si dividiéramos en dos los espacios de la imagen: derecha Reyes y Princesa; izquierda Reina honorífica e Infanta.

De haber estado el Rey honorífico, seguramente se habría pensado en seguir las pautas que ya hemos visto en presidencias y posados en actos oficiales cuando concurren Felipe Vi y Juan Carlos I con sus esposas (o sin ellas): los cuatro juntos, pero a la derecha los Reyes y a la izquierda los honoríficos, de tal forma que ambos reyes quedan juntos en el centro. Una cuestión de cortesía que es digna de agradecer. Así se hace por ejemplo en la polémica misa de Pascua de 2018:

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua

Ordenación en la foto tras la misa de Pascua de 2018, el año de la polémica. Los reyes Felipe y Juan Carlos en el centro y ambos lados suyos sus consortes. Por delante las hijas del Rey, aunque éstas no por su orden.

Incluso, en otro acto propio de la Casa Real, la entrega del Toisón de Oro a la Princesa, vimos otra opción más atrevida pero muy justificable, como puede apreciarse en esta imagen:

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Ordenación protocolaria de la Familia Real durante el acto de entrega del Tosión de Oro a la Princesa de Asturias en Palacio Real de Madrid. Téngase en cuenta que esta presidencia estaba situada a un lado del Salón de Columnas, en cuyo centro estaba la mesa con el Collar de la Orden, y al otro lado los altos representantes del Estado.

En su día explicamos el por qué de esta ordenación que tiene su lógica. Ver artículo.

Alma y mimo

¿Por qué digo que es una lección? Demuestra que el protocolo aplicado a las ordenaciones tiene que ser estricto –con las lógicas excepciones justificables- cuando se trata de actos oficiales, pero debe llevar “alma” y “mimo” cuando se sale de esa casuística. La imagen de ayer es un ejemplo de la necesaria flexibilización cuando las circunstancias lo requieren en beneficio de un evento o de un mensaje o de un recuerdo. Los representantes institucionales de nuestro país debieran tomar buena nota de lo necesario que resulta aplicar protocolo con sutileza, concepto que van mucho más allá de la política y la propia normativa de precedencias. Por supuesto, siempre tiene que haber justificación clara y entendible para los cambios.

Historial de la foto anual

Sólo para hacer más entendible este comentario reproducimos diferentes imágenes de la foto de la misa de Pascua en Palma de Mallorca, a lo largo de los últimos años en las que se podrá apreciar el factor naturalidad. Raro es ver un criterio protocolario oficial defendible que sirva de hilo conductor en todas estas apariciones públicas. La “naturalidad pensada” es la que ha venido mandando. A los hechos nos remitimos.

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Mallorca. 2004.

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Mallorca, 2005.

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Mallorca, 2006.

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Mallorca, 2007

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Mallorca, 2008.

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Mallorca, 2010.

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Mallorca, 2011.

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Mallorca, 2013.

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Mallorca, 2014.

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Mallorca, 2016.

Protocolo Casa Real en la Misa de Pascua.

Mallorca, 2017.

Leave a Comment.