Premio Europeo Carlos V: protocolo de sensibilidades

Premio Europeo Carlos V

Entrega del Premio Europeo Carlos V 2018 al Presidente del Parlamento Europeo.

Premio Europeo Carlos V. El pasado miércoles, 9 de mayo, Día de Europa, el Real Monasterio extremeño de Yuste (situado en el municipio Cuacos de Yuste, Cáceres), recinto histórico en el que pasó sus últimos días de vida el Emperador Carlos V y Rey Carlos I de España, albergó, bajo la presidencia del rey Felipe VI la entrega de su decimo segunda edición que recayó en el presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani. Un acto celebrado en la iglesia del Monasterio, con la asistencia de 300 personas, que llenaron el dificultoso recinto para este tipo de eventos, y que generó en diferentes fases emoción por las palabras y los gestos de sus protagonistas. Una ceremonia compleja de organizar y de ejecutar, no sólo por el espacio, el respeto a un bien declarado Patrimonio Europeo (regentado desde 2013 por la Orden de San Pablo Primer Eremita, orden paulina), sino por las diferentes sensibilidades que se entrecruzan y que obviamente obligaron a un minucioso y detallista protocolo, que en esta ocasión contribuyó con éxito a sus objetivos.

Este evento acredita una vez más la fortaleza que tiene un buen protocolo para lograr comunicar bien lo que se pretende y en este caso, además, por consolidar el acto de Yuste como la gran referencia de España en su vocación europeista. Además, tras la fusión entre la Fundación Academia Europea de Yuste y la Fundación Centro Extremeño de Estudios y Cooperación Iberoamericana, iniciaba este año una nueva andadura que ha de poner en valor no sólo la apuesta europeísta, sino el papel clave de España en las relaciones entre Europa e Iberoamérica.

Una comunidad autónoma con vocación universal, un país que apuesta por la Unión Europea y dos grandes regiones geográficas que buscan el abrazo permanente (Europa e Iberoamérica), un Jefe de Estado que va tejiendo hitos de referencia internacional en cada comunidad autónoma, son algunos de los factores que hubo que tener en cuenta para configurar un acto que contemple todo este trasfondo. Yuste ha conseguido consolidarse como la gran referencia europea de España ante el mundo y la puesta en escena de este Premio, al menos en sus tres últimas ediciones, tiene mucho que ver con ello. Se trata de un galardón que desea distinguir a personas, organizaciones o proyectos que han contribuido al conocimiento general y engrandecimiento de los valores culturales, sociales, científicos e históricos de Europa.

Premio Europeo Carlos V

Dos horas antes de empezar la ceremonia. Los instrumentos musicales que aparecen delante de las banderas fueron retirados antes de empezar el acto y tras la actuación para amenizar la espera del grupo Antiqva.

El fallo y los premiados

La “maquinaria” para la organización de la entrega del XII Premio Europeo Carlos V, finaliza su primera fase el miércoles, 4 de abril, cuando la directora general de Acción Exterior y presidenta de la Comisión Ejecutiva de la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste, Rosa Balas, y el director de la misma, Juan Carlos Moreno, dieron a conocer el fallo del jurado, en una rueda de prensa celebrada en Mérida, capital autonómica de Extremadura. Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, era el elegido por su “firme defensa de unas instituciones europeas fuertes” y “garantes de la paz, la democracia y los derechos humanos”.

Tajani se sumaba así a otros once premiados cuyo nombre y personalidad ya da cuenta por sí mismo del nivel que alcanza esta cita universal:

  • 1995: Jacques Delors.
  • 1998: Wilfried Martens.
  • 2000: Felipe González.
  • 2002: Mijail Gorbachov.
  • 2004: Jorge Sampaio.
  • 2006: Helmuy Khol
  • 2008: Simone Veil.
  • 2011: Javier Solana.
  • 2014: J. Manuel Durao Barroso.

(A partir de aquí ya de forma anual, tras la proclamación del rey Felipe VI, monarca que ha querido darle el mayor impulso a esta cita y prueba de ello ha sido la aceptación de la Presidencia de honor de la nueva Fundación fusionada):

  • 2016: Sofia Corradi (Mamá Erasmus).
  • 2017: Marcelino Oreja Aguirre.

(ver más sobre los premiados: http://www.fundacionyuste.org/premio-europeo-carlos-v/los-premiados/)

(Ver la convocatoria oficial: http://www.fundacionyuste.org/wp-content/uploads/2018/01/ReglamentoPremioEuropeoCarlosV.pdf)

Premio Europeo Carlos V

Todo listo para la llegada de los invitados. Cada silla con su programa y la etiqueta con el nombre del invitado.

Premio Europeo Carlos V

Llegan los primeros invitados. El servicio de protocolo de la Junta Extremadura indica el lugar que debe ocupar cada invitado. Hasta 290 sillas, el méximo que cabe en la iglesia del Monasterio.

Autobuses lanzadera

Los invitados generales debían darse cita a las 09.30 horas en el Hotel Parador de Turismo de La Jarandilla (situado en Jarandilla de la Vera), Palacio de los Condes de Oropesa (construido en el siglo XV), en el que se alojó Carlos I desde el 12 de noviembre de 1556 hasta el 3 de febrero de 1557, mientras se acondicionaban sus habitaciones en el Monasterio de Yuste, según reza una placa dispuesta en su entrada. Situado a once kilómetros del Monasterio la mayoría de los invitados eran trasladados en autobuses lanzaderas al Real espacio para llegar no más tarde de las 10.15 horas. Una vez pasados los diferentes controles de seguridad, accedían a la Iglesia del Monasterio, con sus 290 sillas etiquetadas cada una de ellas con el nombre de cada persona y con el programa oficial de la ceremonia. Todo el equipo de protocolo y organización de la Junta de Extremadura y de la Fundación, fueron acompañando hasta sus asientos a los diferentes asistentes. El Grupo Cámara Antiqva, desde lo alto de la escalinata del altar y por delante de las banderas de los países europeos, ofrecía una equilibrada selección de piezas musicales clásicas para amenizar en tanto comenzaba el acto oficial.

Premio Europeo Carlos V

Recibimiento al Rey por el Presidente de la Junta de Extremadura, frente al Monasterio.

Las líneas de saludo

El Rey se desplazó desde Madrid en helicóptero, acompañado por el galardonado, la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, y el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Alfonso Dastis. Todos ellos llegaron al Real Monasterio al mismo tiempo, en tres coches diferentes pasadas las 10.30 horas. El Rey en su coche, seguido del vehículo del Presidente del Parlamento Europeo, y del que compartían la Secretaria General Iberoamericana y el Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación. A pie de coche, frente a la explanada del Monasterio, fueron recibidos por el Presidente de la Junta de Extremadura (y también de la Fundación). Ya en un segunda línea, y antes de acceder al recinto, saludaron la Presidenta de la Asamblea de Extremadura, la Delegada del Gobierno en la Comunidad, el Alcalde del municipio y la directora general de Acción Exterior y presidenta de la Comisión Ejecutiva de la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste. El tercer grupo de saludo, en la puerta del Monasterio, el Presidente  del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional (el Monasterio de Yuste es Real Sitio), el Vicario de la diócesis de Plasencia (representaba al Obispo) y el Padre Prior del Monasterio (su saludo en la puerta viene a señalar el recibimiento de los anfitriones del lugar, tanto Patrimonio Nacional como los representantes religiosos que habitan el lugar). El cuarto saludo correspondió al Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, ex presidentes del Gobierno extremeño, Corporación Municipal de Cuacos de Yuste, Director de la Fundación, y Delegado de Patrimonio Nacional para el Monasterio de Yuste. Quinta línea de saludo para los cuatro ex premiados presentes y una de las académicas presentes. Completaron esta larga secuencia de saludos (es intención acortarla para ediciones siguientes) en el Salón de Cuadrales, el ex Presidente del Parlamento Europeo (José María Gil-Robles), el Secretario de Estado para la Unión Europea, los 16 embajadores presentes y representantes de las principales empresas patrocinadoras.

Premio Europeo Carlos V

Acceso al interior del Monasterio. El Rey entre el Presidente del Parlamento Europeo y el Presidente de la Junta de Extremadura. Por detrás el Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación

El programa del acto del Premio Europeo Carlos V

El acto, conducido por la periodista y presentadora del programa Europa 2018 de RTVE, Carmen Romero Marí, se inició a las 11.00 horas y finalizó a las 12.15 horas, respondiendo al siguiente guión:

  • Palabras del Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.
  • Investidura como miembro de la Academia Europea e Iberoamericana de Yuste, Rebeca Grynspan.
  • Proyección audiovisual testimonio de los presidentes españoles del Parlamento Europeo.
  • Intervención de la alumna de IESO Cella Vinaria, Ceclavín (Cácares), ganadora del primer premio Área de Química, Angela Solana Bello (15 años), perteneciente al programa Escuelas Embajadoras del Parlamento Europeo, “Juventud comprometida con Europa”.
  • Proyección Audiovisual homenaje al Presidente del Parlamento Europeo.
  • Entrega del galardón a Antonio Tajani por el Rey de España.
  • Palabras del premiado.
  • Discurso del Rey
  • Himno oficial de la Unión Europea a cargo del grupo Cámara Antiqva.

Las imágenes de la secuencia del acto, pueden verse a continuación:

Premio Europeo Carlos V

Grupo Cámara Antiqva amenizando antes del acto. Minutos antes de comenzar la ceremoniase retirarían del escenario.

Premio Europeo Carlos V

Captura de televisión en el momento del inicio del acto con la presentación de la periodista Carmen Romero.

Premio Europeo Carlos V

Discurso del Presidente de la Junta de Extremadura.

Premio Europeo Carlos V

Investidura como miembro de la Academia Europea e Iberoamericana de Yuste, Rebeca Grynspan.

Premio Europeo Carlos V

Intervención de la alumna de IESO Cella Vinaria, Ceclavín (Cácares), ganadora del primer premio Área de Química, Angela Solana Bello (15 años), perteneciente al programa Escuelas Embajadoras del Parlamento Europeo, “Juventud comprometida con Europa”.

Premio Europeo Carlos V

El discurso de la alumna emocionó a los presentes, incluido el propio Presidente de la Junta de Extremadura.

Premio Europeo Carlos V

Entrega del galardón por el Rey al Presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

Premio Europeo Carlos V

Detalle del Premio

Premio Europeo Carlos V

Discurso del Presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

Premio Europeo Carlos V

Intervención del Rey que cerró el turno de discursos.

Premio Europeo Carlos V

Todos de pie escuchando el Himno de Europa.

Las fotos de familia Premio Europeo Carlos V

Tras el himno, las personalidades que ocupaban la zona de la presidencia, se dirigieron a la sacristía, y tras unos minutos para retirar la mesa presidencial, atril y sillas, y mientras se procedía a la firma en el Libro de Honor de la Academia por el Rey y el galardonado, se realizaron dos fotografías oficiales desde la misma zona de presidencia. En la primera foto de familia, el protocolo seguido fue el siguiente:

En el centro el Rey, a su derecha (puesto 2) el Presidente del Parlamento Europeo, a su izquierda (puesto 3) la Secretaria General Iberoamericana y cerrando los extremos el Presidente de la Junta de Extremadura (puesto 4) y el Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación (puesto cinco). El presidente extremeño, a quien le hubiera correspondido el puesto 3 como anfitrión, cedió el mismo a la máxima representante del SGIB. Con ello se pretendía reconocer gráficamente a dos de los protagonistas de este evento y ahondar más en el carácter europeísta e iberoamericano de esta Fundación.

A la segunda foto de familia se sumaron por detrás los cuatro anteriores premiados que asistieron (en el centro los ex presidentes español Felipe González y portugués, Jorge Sampaio), seguidos a ambos lados y en alternancia Sofía Corradi y Marcelino Oreja. Cerraban los extremos los dos académicos presentes, Juan Carlos Rodríguez Ibarra y Manuela Mendonça.

Premio Europeo Carlos V

Primera foto de familia

Premio Europeo Carlos V

Segunda foto de familia.

Premio Europeo Carlos V

Firma en el Libro de Honor de la Fundación

Tras estas fotos de familia y la firma wen el Libro de Honor de la Fundación, tanto el Rey como el Presidente del Parlamento, Secretaria General Iberoamericana, Presidente de la Junta de Extremadura y Ministro de Asuntos Exteriores, posaron con los diez alumnos asistentes del programa “Comprometidos por Europa”. Posteriormente se ofreció un vino de honor y se dio por concluido el acto.

Premio Europeo Carlos V

Foto con los alumnos

La convivencia de dos mensajes

¿Cómo encajar dos actos en uno, sin que se perdiera la vocación fundamental del Premio en ese reconocimiento europeísta, y al mismo tiempo pudiera visibilizarse la ampliación universal de la Fundación Promotora que además de europea pasaba a ser también iberoamericana? Podía correrse el riesgo de desviar el objetivo fundamental, pero era obligado meter en la “foto” el gran paso iberoamericano dado. Hacer convivir esas dos sensibilidades, sin que Extremadura perdiera el protagonismo que le corresponde fue el eje que movió todas las decisiones.

En realidad el acto tuvo dos partes, pero nadie lo sintió así, por la línea de continuidad y el ceremonial dispuesto. Una discreta, pero solemne al mismo tiempo, primera parte en la que el Rey impuso la medalla de académica de la Fundación a la Secretaria General Iberoamericana, que no tomó asiento en la mesa presidencial y se quedó en una silla lateral, a la izquierda de la misma, junto al padre prior. Un minuto para el guiño iberoamericano, pero con un protocolo medido para que la parte sustancial del acto no perdiera su esencia. Ni tan siquiera el estuche de la medalla se depositó en la mesa donde se colocó el Premio Europeo para que nunca pudiera interpretarse que se trataba de dos premios. El ayudante del Rey tenía la citada medalla en su poder para, llegado el momento, acercársela al Monarca. Era clave que el protocolo del evento permitiera esta excepción para transmitir al mundo el abrazo Europa-Iberoamérica, representada esta última por su máxima representante, la Secretaria General (en el protocolo comparado esta autoridad goza en España en actos oficiales de un tratamiento muy especial y alto, sin que pueda decirse que siempre tenga la consideración de primera ministra –depende de cada caso-, pero, al menos en presencia del Rey y en eventos de este tipo, como si lo fuera. Al lado derecho de la presidencia, en el sillón del reconocimiento y en solitario para reforzar su figura, aguardaba su turno el Presidente del Parlamento.

Ese equilibrio ya se salvaguardó con el protocolo de acceso a la presidencia de las seis personas que ocupan este espacio de honor. Anunciados por la maestra de ceremonias (que como es habitual bordó su papel con naturalidad, saber estar y adecuada entonación), ingresaron en primer lugar la Secretaria General, acompañada por el Padre Prior del Monasterio que estuvo en puesto destacado en deferencia a la orden que reside en el lugar). Tras ellos, entraron el Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, el Rey y el Presidente de la Junta de Extremadura (en este orden para facilitar el acceso a sus sillas en el estrecho escenario). Y, finalmente, lo hizo el gran protagonista, el galardonado, recibido con las autoridades puestas en pie.

Contribuyó a la idea de fusión de estas dos partes que al final quedó en una única, el hecho de que abriera el turno de intervenciones el Presidente de la Junta de Extremadura y del Patronato que hizo amplia alusión a la ampliación hacia Iberoamérica, sin dejarse de referir a Europa. y desdeluego estos párrafos que hemos seleccionado del Rey (gran parte del éxito de un evento de este tipo es la suma de la palabra y la escena):

“…Hoy, el proyecto supranacional europeo se encuentra en la necesidad de vencer el escepticismo en el que ha estado inmerso durante demasiado tiempo; de dar respuestas a las tendencias hacia la introversión, cuando el mundo es cada vez más abierto y más interdependiente; y de superar el repliegue de concepciones excluyentes e insolidarias de la convivencia en sociedades diversas y plurales como en las que vivimos…”, también sobre Carlos V afirmó que “…de estar entre nosotros, Carlos V se sentiría reivindicado en su más noble aspiración, pues en esta Europa que habitamos están presentes muchos de los anhelos que le guiaron, en la palabra y en la acción, en su búsqueda de la concordia entre las naciones…”
… Saludamos la decisión de la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste ─de la que me honro en ser su Presidente de Honor y a la que felicitamos sinceramente por su trabajo─ de ampliar su ámbito de acción. De este modo, da respuesta a la identidad europea y a la vocación iberoamericana de Extremadura y del conjunto de España. La Fundación contribuye de esta forma a fortalecer e impulsar los vínculos que esta tierra extremeña comparte con América, para enlazar y ser espacio de encuentro y de diálogo a ambos lados del Atlántico…”
Premio Europeo Carlos V

Un momento del ensayo realizado en la tarde del día anterior

El ensayo de la ceremonia

Un acto de este calibre, que por su importancia para España no tuvo la cobertura nacional adecuada los medios de comunicación de una España periodística más ocupada con Cataluña y Comunidad de Madrid, con un difícil espacio, fue ensayado de principio a fin durante más de tres horas la tarde del día anterior. Bajo la supervisión del jefe de Protocolo de la Junta de Extremadura, el director de Protocolo de la Casa de Su Majestad y la jefa de Protocolo del Parlamento Europeo, se probaron las diferentes secuencias y se analizaron con detalle los encuadres televisivos y los fondos, los movimientos de los protagonistas, el emplazamiento definitivo de las sillas principales, los elementos corpóreos ubicados en la escalinata, las banderas, la iluminación, el sonido, etc. Un ensayo que permitió a los responsables de televisión de facilitar la señal institucional conocer todos los detalles para que nada pasara desapercibido. En eventos de este tipo, los ensayos son cruciales porque permiten corregir posibles cuestiones que en los papeles pueden darse como buenos, pero que llevados a la práctica exigen bastantes ajustes.

La escenografía del Premio Europeo Carlos V

Afortunadamente, la escenografía de la zona de presidencia cambió de manera importante con respecto a ediciones anteriores, aunque es cierto que queda margen de mejora. Es evidente que en la iglesia del Monasterio no debe meterse una gran producción escénica, porque el objetivo no pasaba por eso. Tenía que quedar claro dónde se celebraba y por qué. Para montar un espléndido escenario no requiere hacer este acto en Yuste. Pero como decimos, la decoración se simplificó con respecto a ediciones anteriores. Las altas escaleras que dan acceso a la parte superior del altar quedaron a la vista, y sobre ellas los logos institucionales hechos con elementos corpóreos. Más que describir estos cambios, puede el lector juzgar el alcance del cambio analizando estas fotografías de las tres últimas ediciones (2016, 2017 y 2018):

Premio Europeo Carlos V

Escenografía en la edición de 2016, cuando recibió el premio Sofía Carradi, “Mamá Erasmus”

Premio Europeo Carlos V

Escenografía y protocolo en la edición de 2017, siendo el galardonado Marcelino Oreja.

Premio Europeo Carlos V

Escenografía de esta última edición

En estas imágenes cada uno puede sacar conclusiones sobre la evolución escenográfica, que pienso es importante y tiende a ser funcional y más comunicativa y natural. Responde al objetivo, aunque insisto en decir que hay áreas de mejora.

La bandera de Europa volvió a tomar el puesto de honor en referencia clara al Día de Europa, luciendo en solitario junto al atril, quizá algo excesivamente ladeada, pero la única posición posible para que en las intervenciones del atril saliera de forma nítida junto a quienes tomaron la palabra. Al otro lado, las banderas oficiales que habitualmente usa la Junta de Extremadura (España en el centro, a su derecha la extremeña y a la izquierda la europea; en mi modesta opinión ésta última no era necesario ponerla, pues ya estaba al otro lado). En la parte superior de la escalera las banderas de los países europeos por orden alfabético en su propio idioma y ordenadas de forma lineal de derecha a izquierda entre ellas (izquierda a derecha mirando de frente).

El protocolo de la mesa presidencial y en la zona de público

Hemos hecho referencia a la ubicación de los laterales de la presidencia. La mesa central estuvo presidida por el Rey, y a su derecha el anfitrión, el Presidente extremeño, y a su izquierda el Ministro de Jornada. En ediciones anteriores, el anfitrión ocupaba el lado izquierdo, pero por aplicar la cesión clásica al asistir autoridades de mayor rango. No fue el caso de esta edición. Un acierto.

Premio Europeo Carlos V

Primera fila de la izquierda mirando hacia la Presidencia.

La parte de los invitados, fuera del presbiterio, se habilitaron sendas columnas de filas, separadas por un pasillo central. Mirando hacia la presidencia, las primeras filas de la izquierda tomaron mayor precedencia, por estar más próximas al galardonado. Así, en la primera fila (de pasillo a extremo) se sentaron los cuatro ex premiados presentes (González, Sampaio, Corradi y Oreja) y los dos académicos presentes  la portuguesa Manuela Mendonça, presidenta de la Academia Portuguesa de Historia, y el ex presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Tras ellos, se aplicó el Real Decreto 2099/83, en su artículo 12. Primero los 16 embajadores presentes por la antigüedad en la fecha de presentación de Cartas Credenciales, y el resto de autoridades.

El lado derecho (mirando hacia el altar) se sentaron en primera fila el Vicario de Plasencia –que representaba al Obispo, que no había podido asistir por el fallecimiento días antes de su padre-, puesto de deferencia al máximo representante de la iglesia diocesana por estar en su “sede”, el ex Presidente del Parlamento Europeo, José María Gil Robles, el Vicepresidente del Parlamento, el español, Ramón Luis Valcárcel (que fuera Presidente de la Región de Murcia entre 1995 y 2014), la esposa del galardonado, el Jefe de la Casa de Su Majestad y el Presidente de Patrimonio Nacional (Yuste es Real Sitio). Obsérvese la delicadeza de colocar a la esposa del galardonado entre el Vicepresidente del Parlamento Europeo y el Jefe de la Casa de Su Majestad, un detalle protocolario que demuestra la importancia del tacto a la hora de asignar asientos con sentido. Ya por detrás de ellos, las esposas de los premiados anteriores y académicos, entre otros. En la fila siguiente,  puesto especial para el Consejo de Gobierno y Patronato de la Fundación, eurodiputados, etc.

Creo que esta forma de disponer el protocolo acredita que ordenar personas en actos que no son de carácter general y más cuando participan personalidades no contempladas en el mismo, es más que el mero ejercicio de tirar del listado oficial. El Real Decreto 2099/83 recuerda que en los actos de carácter especial es potestad del anfitrión a la hora de determinar la precedencia, aunque haya la referencia explícita de observar lo contemplado en la norma. Pero le deja margen para los ajustes propios de la singularidad del evento, como era este caso. Realmente el Real Decreto comenzó a aplicarse después de reservar asientos a personalidades que por aquella norma irían más atrás, pero que por las características del acto debían ir por delante. Un ejercicio sencillo de aplicación que a tantos les cuesta aplicar y que muchos políticos no terminan de entender.

Invitación en formato electrónico

Los asistentes recibieron su invitación por correo electrónico, tal y como se aprecia en esta captura de pantalla:

 

Si la confirmación era positiva, inmediatamente el invitado recibía –también por correo- el papel que debía presentar y en donde se especificaban las advertencias de protocolo correspondientes y el código QR para control de seguridad. Un sistema éste que va imponiéndose cada vez más porque evita retrasos, fallos, acorta tiempos y garantiza mejor las confirmaciones. La tecnología que aporta internet en este caso va desplazando poco a poco al tradicional tarjetón, reservado para otros eventos que todavía pudieran requerirlo. Y el sistema electrónico no cuestiona la seguridad del propio evento y en algunas cosas lo favorece.

 

Y el documento anexo con el código QR:

Felicitaciones por la organización

Es evidente que el éxito de este acto ha sido fruto del importante trabajo realizado desde el servicio de protocolo de la Junta de Extremadura –que tiene un equipo de personas excelente-, de los propios responsables de la Fundación y del servicio de protocolo de la Casa de Su Majestad y otras instituciones. Vaya para todos ellos mi felicitación. No obstante, quisiera de alguna manera citar a una persona que merece un reconocimiento especial: Javier Castaño, jefe de Protocolo de la Junta de Extremadura desde que existe la propia autonomía.

Premio Europeo Carlos V

Javier Castasño, en 2007, cuando recibió en Madrid el Premio Internacional de Protocolo.

Decano entre los responsables de protocolo de las comunidades autónomas, Javier, a quien tuve el honor de entregar físicamente el Premio Internacional de Protocolo en 2007, representa esa generación de personas que hace décadas tuvieron que hacerse a sí mismos en la profesión –y siendo generosos a la hora de enseñar a sus colegas- y contribuir desde su “territorio” a cohesionar el protocolo de Estado tras salir el tan conocido Real Decreto de precedencias de 1983. Desde sus modestos despachos han hecho importantes trabajos no sólo para su gobierno y ciudadanos, sino para el conjunto del país. Personas que jamás han generado conflictos –aunque han batallado por preservar sus instituciones y sus singularidades, pero siempre desde el buen estilo- y que han hecho del protocolo un instrumento que realmente evita líos. ¿Cómo? Pensando en global, no en clave personal o política. ¡Felicidades! Me gustaría citar a más personas de esta generación, pero hoy no toca. Pero algún día habrá que hacerles todo un homenaje. No estaría de más que la Asociación Española de Protocolo concediera su medalla al mérito en Protocolo a esta generación que tantos servicios han hecho. En el marco del XXV aniversario de la AEP sería el momento idóneo. Y tiene que ser colectivo porque no entenderíamos el protocolo que hemos heredado si no están todos.

Video íntegro del acto: http://www.canalextremadura.es/alacarta/tv/videos/acto-de-entrega-del-premio-carlos-v-2018

 

 

Leave a Comment.