La incongruencia del “gran” Protocolo de Estado sobre el puesto del anfitrión

No hace muchos días escribí sobre el puesto del anfitrión en el Premio Cervantes 2014. Entonces hacía referencia a que el Ministro no estaba en supuesto adecuado, que debería estar al lado del Rey de España. Varios responsables de protocolo de altas instituciones me llamaron para decir que mis planteamientos no eran correctos, que el Rey presidía porque tomaba el papel de anfitrión de un Premio convocado por el Ministerio de Educación. Cultura y Deportes. Sigo en desacuerdo con esa posición, porque realmente el anfitrión del evento en Alcalá de Henares era el Ministro en ausencia del Presidente del Gobierno.

Pero me motiva escribir este breve post lo ocurrido en el palco del Open de Madrid, porque observo que no existe la misma vara de medir, lo cual se me antoja den pensar que realmente existe un Protocolo de Estado a la carta. Y eso no es bueno. Es más, me parece una cierta tomadura de pelo cuando razonan con sus argumentos. Para unos casos si vale, para otros no. Es más sencillo decir que convenía, o que en la negociación protocolaria se llegó a ese acuerdo. Pero que no digan otras cuestiones que ya no somos tontos.

En Alcalá de Henares se decía que el Rey era el anfitrión y en consecuencia para el resto de las autoridades se aplicaba el artículo 12, razón que situaba al Presidente de la Comunidad de Madrid por delante del Ministro de Educación. Cultura y Deportes, cuando éste como anfitrión debía tener precedencia superior al primer mandatario madrileño. Por pura lógica, además. No me gusta recurrir a la lógica, pero como ese fue el argumentado esgrimido respondo con la misma moneda.

Si la lógica señala eso, ¿por qué en la final del Open Madrileño, en la tribuna Real donde estaba la Reina honorífica se hizo lo contrario? Difícil lo tienen de explicar, pero estamos abiertos a sus argumentos.

Análisis de las situaciones

El tema en cuestión viene descrita en esta foto:

OpenTribuna de honor en la final del Open Madrid. La Reina honorífica preside. A su derecja la Alcaldesa la Madrid, y a su izquierda el Presidente de la Comunidad. Cierran los extremos el Presidente del Consejo Superior de Deportes (rango de Secretario de Estado) y el patrocinador principal del torneo. ¿Dónde está el organizador, el director deportivo, Manuel Santana? Debía estar, y la solución es fácil: puesto cinco, pasando el patrocjnador al seis y añadiendo a otra autoridad más al siete (sobraban autoridades oficiales o deportivas para  completar). Y mejor no hablamos de la segunda línea, impresentable.

Tribunal Real. La Reina honorífica preside. A su derecha la Alcaldesa de Madrid, a su izquierda el Presidente de la Comunidad, que según el artículo 12 del RD 2099/1983 tiene precedencia superior (con los matices que dice dicha norma sobre el puesto del anfitrión). Creo que el palco del Open es correcto sobre las autoridades que aparecen, aunque me parece difícil de pensar que el director del Torneo, Manuel Santana no esté ahí. Como no sabemos si fue decisión personal del director no opinamos, más allá de considerar que debiera estar al menos en la tribuna, aunque fuera el último.

Pero al margen de estas consideraciones, ¿alguien entiende por qué la Alcaldesa toma precedencia sobre el Presidente de la Comunidad como se ve en la foto anterior, y en cambio en el Premio Cervantes el Ministro, anfitrión, debe desplazarse para dejar puesto al Presidente autonómico cuando no es un acto de su competencia? Recordamos la foto del Premio Cervantes que organiza el Gobierno de España a través del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes:

Cervantes

Entrega del Premio Cervantes 2014 el 23 de abril de 2015: presiden los Reyes de España. Correcto. A su derecha el Presidente de la Comunidad, incorrecto. A la izquierda de los monarcas el anfitrión, el Ministro, incorrecto. Ver artículo publicado en este blog.

Una incongruencia más en el Protocolo de Estado que no tiene justificación alguna y que solo demuestra que con la legislación actual los altos protocolos de Estado resuelven según la conveniencia o situación de cada momento. ¿Eso es protocolo de Estado aunque sea un acto deportivo? Realmente me parece que algo falla, que influye más la conveniencia de cada momento que el equilibrio constitucional. Y eso no es bueno, ni coherente, ni de recibo. Así como decimos muchas veces que se hacen las cosas bien, hoy toca decir que se aclaren, porque en menos de 15 días henos visto la misma situación con dos soluciones distintas, dispares. ¿Con cuál nos quedamos los técnicos que miramos hacia arriba en nuestro desempeño? Siendo sincero solo puedo decir que en Alcalá de Henares, Premio Cervantes hay un error claro, y que en el Open han acertado. Pero que no nos digan que cada caso exige soluciones diferentes, porque aquí han quedado retratados. Pueden más los intereses puntuales protocolarios, que el buen Protocolo de Estado.

Y que nadie se moleste. Es simplemente una opinión personal que transmito desde el punto de vista legal y de experto que se preocupa de estas situaciones. ¿Quién se equivocó, la Casa de Su Majestad o el Ayuntamiento de Madrid? Yo lo tengo claro, pero me da igual. El asunto es que estas imágenes sientan malos precedentes y mueven a la confusión. Pero quien lo vea que sepa que no siempre lo que se hace a altos niveles de Estado es lo correcto. Esa es mi pena, pensar que aunque intentan aplicar la normativa bien, no siempre se hace correctamente, con lo cual nos lleva a pensar si detrás de la técnica y normativa de Protocolo de Estado hay algo más. Pensemos que solo son errores o malas interpretaciones. Pero que quien lo observe sepa que no es el modelo a seguir.

¿Cómo es posible que el director del Torneo no esté ni en la foto del palco Real? ¿Cómo es posible que en un acto deportivo no haya ni un solo representante del mundo del tenis en este caso? Algo falla, y me preocupa pensar que pocos se enteran de lo que está pasando. Me conforta comprobar que cada vez los verdaderos especialistas en la materia ponen en duda lo que se hace “allá arriba”. Menos mal. Porque el buen protocolo no es cosa de quienes ahora ocupan puestos de alta responsabilidad. Es cuestión en la que todos podemos resolver, siempre de acuerdo a la norma o al espíritu de la misma.

Y os recomiendo este artículo de Mayra Álvarez en su blog de ABC de Protoolo y Etiqueta para enterarnos más de esta final. No es escritora de mi devoción en este campo, porque lleva el protocolo a una cuestión de educación y saber estar. Pero cuando tiene razón, por supuesto cuenta con nuestro apoyo. Ojalá siga en esta línea. ¿Lo intentarás?  http://abcblogs.abc.es/protocolo-etiqueta/2015/05/11/ceremonial-de-entrega-de-trofeos-del-mutua-madrid-open/

Leave a Comment.