La aplicación del luto nacional

comgreso-silencio-efe

 Minuto de silencio hoy en el Pleno del Congreso de los Diputados. Mañana ha quedado suspendido.

He recibido esta tarde más de una treintena de llamadas de colegas pidiéndome opinión sobre si debían suspender tal o cual actividad en estos tres días de luto que se declaran a partir de esta medianoche. No hay nada reglado al respecto como se sabe, pero la lógica y la costumbre aconseja que, en el ámbito oficial, además de disponer las banderas de exterior a media asta, y las de interior con crespón negro, se suspendan aquellas actividades “superfluas” (aplazables), festivas (incluyendo actos de reconocimiento) o de solemnidad. Suspender un Consejo de Gobierno no tiene sentido, pues el día a día de la gestión no debe pararse. Eso sí, es recomendable acompañar esos inevitables actos con un minuto de silencio o un gesto similar.

Hay excepciones. Por ejemplo, creo que es un acierto que el Congreso haya suspendido su sesión plenaria de control al gobierno de mañana miércoles, porque es evidente que el país no está ahora para eso. Puede esperar, pues nada pasa. Pero un pleno municipal o similar debería realizarse si estuviera previsto (guardando previamente un minuto de silencio) porque el luto no implica parar la gestión. Ojo, otra cosa es que fuera un ayuntamiento de un municipio que cuenta entre las víctimas del accidente aéreo de Los Alpes a un vecino suyo, en cuyo caso lo lógico es suspender todo.

Al margen de esto, cada institución debe valorar si los eventos que tenían preparados para las próximas 72 horas deben aplazarse o suspenderse según su contenido y finalidad. Una buena forma de dirimir la duda es responder a esta pregunta: ¿se puede aplazar? Si la respuesta es positiva, lo normal es aplazarlo.

En cuanto a las empresas y corporaciones privadas, el luto oficial no va con ellas, aunque es lógico que tengan gestos de solidaridad. Pero de nada sirve poner un bandera privada a media asta, si dicha entidad sigue anunciando por la radio que compres el boleto de lotería si quieres cumplir tus sueños… o acudas a las rebajas (por citar supuestos ejemplos).

Toda esta incertidumbre creada en el día de hoy en buena culpa la tiene la inexistencia de una norma que aclare bien en qué consiste un luto nacional y a qué se deben atener las instituciones oficiales. Un tema que por cierto está previsto abordar dentro del III Congreso Universitario de Comunicación y Eventos, en la Jornada sobre Protocolo Oficial de Estado, el 8 de mayo. Hay que fijar criterios, y a falta de normativa, al menos que entre los profesionales tengamos pautas comunes a recomendar a los responsables de las instituciones,.

Leave a Comment.