El anfitrión desplazado por la autoridad en actos no oficiales

Anfitrión y autoridades

Presidencia de un Congreso no oficial con la Alcaldesa en el puesto principal.

Comentaba el pasado jueves un director de Comunicación de un Colegio Oficial de Médicos (COM), en el trascurso del XIII Congreso Nacional de Responsables de Comunicación (RESCOM) de Colegios Oficiales Médicos de toda España, en Logroño, la incómoda situación que vivió en un acto colegial al que se había invitado al Presidente del Gobierno regional y al Alcalde de la capital. Ambos estaban invitados al evento, y pocos minutos antes se presentó el Consejero de la Presidencia anunciando que venía en representación del Jefe del Ejecutivo autonómico y debía ocupar su lugar. ¿Pero cómo va a presidirlo si el Consejero tiene menos rango que el Alcalde y encima el ayuntamiento ha cedido su instalación municipal? En caso de que el Presidente del COM decida ceder lo hará en favor de la autoridad de mayor precedencia, se le respondió. Y el Consejero amenazó con marcharse. Obviamente la misma amenaza hizo el Alcalde si no se respetaba su ubicación.

Con independencia de que ambos líderes políticos eran de partidos diferentes, y probablemente ahí residiera el origen del problema, no es la primera vez que ocurre, incluso con personalidades del mismo partido. No hace muchos días algo similar se produjo en otra comunidad. ¿Debería contemplarse en la legislación española de precedencias el derecho del Presidente de una Comunidad a hacerse representar en su territorio y que el represente reciba el tratamiento protocolario de su representado? Es decir, lo mismo que el Real Decreto 2099/83 prevé para el Rey y el Presidente del Gobierno. Así también para el Alcalde en su municipio. Lo peor, ¿nos estamos cargando la importancia y relevancia del anfitrión en un evento? Y en estos líos estamos implicados, a veces para bien y en otras no para tan bien, los profesionales.

Continue reading

El Presidente prescinde de los símbolos religiosos

El nuevo Presidente prescinde de los símbolos religiosos

Momento de la Promesa del Presidente del Gobierno ante el Rey y en presencia del ex Presidente, y los presidentes de los Poderes del Estado: Congreso, Senado, Tribunal Constitucional y Consejo General del Poder Judicial, por su orden correcto. A la derecha, el ejemplar de la Constitución abierto por el Título II, artículo 62. A la izquierda un folio con la fórmuló que leyó Pedro Sánchez.

La normalidad institucional ha sido el hilo conductor del protocolo y ceremonial (o como gusta llamar a los periodistas, de la liturgia) seguida para el acto de toma de posesión del nuevo presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, esta mañana, ante el rey Felipe VI, en el Palacio de La Zarzuela. La parte reglada de este acto siguió sus tradicionales pautas, y la no reglada aportó por primera vez en la historia de esta democracia una importante novedad de la que cada cual sacará sus conclusiones: el máximo representante del Poder Ejecutivo prescindió de los dos habituales símbolos religiosos: la Biblia y el Crucifijo. Se ha convertido así en el más alto representante de los poderes del Estado que promete su cargo ante el Rey sin connotación religiosa alguna. Era previsible, conociendo su agnosticismo, que así sería, pero faltaba verlo. Y al margen de que crea o deje de creer en religión alguna, representa un acierto porque esa imagen nos ofrece la “foto” de la aconfesionalidad que proclama la Constitución Española, único elemento depositado en la mesita de la promesa. Además, aportó la ceremonia otro pequeño detalle que para mí tiene una importante lectura: obvió la también tradicional reverencia ceremoniosa al Monarca (que ya debería dejarse de hacer, al menos en actos oficiales como éstos), sustituyéndola por un sencillo gesto de cortesía.

Continue reading

Protocolo para generar empatías

Hacer protocolo hoy ya no es sólo comunicar, aplicar normas y tradiciones. También es “empatizar”, generar empatías, es decir, conseguir que con tu evento “conectas” con tu público y éste contigo, que hay sintonía mutua. Ese es el gran cambio de la organización de eventos en el mundo actual. Las entidades privadas lo saben y pretenden buscarlo, y las instituciones oficiales han de empezar a pensar que lo más importante es el acercamiento por mutua aceptación. Por lo tanto el protocolo oficial está entrando en otra dimensión, en otra galaxia, que va más allá del mero cumplimiento de la norma. No pretendo para nada redefinir lo que es protocolo, pero sí queda cada vez más claro que el ejercicio de protocolo, incluso en los más altos eventos de Estado, tiene que concebirse la organización con una finalidad de llegar a los ciudadanos y clientes y lograr el “feeling” necesario para ganar en credibilidad y romper barreras. El diccionario de la Real Academia Española define la empatía como un “sentimiento de identificación con algo o alguien” y, también, como la “capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos”. De ahí los amplios cambios que en los últimos diez años se están produciendo en el ámbito de la organización y en el protocolo severo de Estado. Las normas están para cumplirse, pero éstas quedan condicionadas a la consecución de esta empatía. Ello obliga a hacer referencia a las denostadas frases de “romper el protocolo”, “saltarse el protocolo” o “hacer protocolo a la carta”. Algo que a los profesionales no les gusta demasiado porque pone en jaque los llamados “mínimos” y genera inseguridad porque da la sensación de que impera el “vale todo” con tal de conseguir lo que los promotores desean. Pero estas apreciaciones necesitan matizaciones.

Protocolo empatías

Los profesionales de protocolo somos auténticos directores de orquetsa en la construcción de relaciones humanas e institucionales

Continue reading

La boda que moderniza el protocolo británico

Boda real británica

El Príncipe Harry retira el velo de la novia.

Ha pasado ya un día de la boda entre el Príncipe Harry (Enrique) y la ex actriz Meghan Markle, en la Capilla de San Jorge (hogar espiritual de la insigne Orden de la Jarretera británica, una de las más importantes del mundo), en el histórico Castillo de Windsor (significativo el detalle). Cada uno podrá hacer ahora las lecturas que desee. Habrá quien se haya quedado con las etiquetas y estilismos, otros con el protocolo o con la puesta en escena o la supuesta modernización de la monarquía británica o el cambio sustancial que ha supuesto el enlace Real con respecto a otras anteriores. Como escribí ayer en varias redes sociales me quedo con esta reflexión: Harry y Meghan han podido dulcificar y humanizar el rígido protocolo británico. Han conseguido, sin romper lo sustancial de las “leyes de las costumbres de la Casa Real inglesa”, bordearlo para generar un relato y una puesta en escena que les ha situado en el epicentro del solemne acto, desplazando el tradicional boato del ceremonial y, sobretodo, demostrando que era posible encontrar un punto de equilibrio entre dos culturas protocolarias radicalmente distintas, superar las siempre difíciles barreras interculturales y no convertirse en reos del imperturbable protocolo. Lo que normalmente se entiende como protocolo fue ayer lo de menos. Lo importante estuvo en el guión y su escenificación. De todos los titulares de prensa me quedo con el del periódico español El País: “Enrique y Meghan modernizan la monarquía con una boda rompedora”. ¿Alguien a priori cuestionaba que habría fallos o problemas de protocolo? Eso es impensable en Reino Unido. Pero pocos podrían imaginarse que como una apisonadora pasó por encima un estilo renovador que dejó de lado etiquetas, carrozas, títulos nobiliarios e inclinaciones de cabeza. El chico “díscolo y problemático” de la Familia Real y la afroamericana Markle dieron una lección a todos los especialistas en organización de que lo importante no era lo formal, sino la narración. Esa fue su clave, lo que necesariamente nos lleva a pensar que pusieron mucha mano en todo esto. La forma dio paso a una puesta en escena que fascinó a casi todo el mundo. Contribuyó de forma decisiva la ausencia de cortes reales, el casi inexistente protagonismo del resto de la Familia Real y la inclusión en la ceremonia de elementos novedosos que le dieron aire fresco y que a más de uno le ha provocado emociones. Eso ha sido fruto de un gran protocolo con mirada de futuro y un revés para quienes consideran que el sostenimiento de las monarquía residen en salvaguardar su glamour. Continue reading

Premio Europeo Carlos V: protocolo de sensibilidades

Premio Europeo Carlos V

Entrega del Premio Europeo Carlos V 2018 al Presidente del Parlamento Europeo.

Premio Europeo Carlos V. El pasado miércoles, 9 de mayo, Día de Europa, el Real Monasterio extremeño de Yuste (situado en el municipio Cuacos de Yuste, Cáceres), recinto histórico en el que pasó sus últimos días de vida el Emperador Carlos V y Rey Carlos I de España, albergó, bajo la presidencia del rey Felipe VI la entrega de su decimo segunda edición que recayó en el presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani. Un acto celebrado en la iglesia del Monasterio, con la asistencia de 300 personas, que llenaron el dificultoso recinto para este tipo de eventos, y que generó en diferentes fases emoción por las palabras y los gestos de sus protagonistas. Una ceremonia compleja de organizar y de ejecutar, no sólo por el espacio, el respeto a un bien declarado Patrimonio Europeo (regentado desde 2013 por la Orden de San Pablo Primer Eremita, orden paulina), sino por las diferentes sensibilidades que se entrecruzan y que obviamente obligaron a un minucioso y detallista protocolo, que en esta ocasión contribuyó con éxito a sus objetivos.

Este evento acredita una vez más la fortaleza que tiene un buen protocolo para lograr comunicar bien lo que se pretende y en este caso, además, por consolidar el acto de Yuste como la gran referencia de España en su vocación europeista. Además, tras la fusión entre la Fundación Academia Europea de Yuste y la Fundación Centro Extremeño de Estudios y Cooperación Iberoamericana, iniciaba este año una nueva andadura que ha de poner en valor no sólo la apuesta europeísta, sino el papel clave de España en las relaciones entre Europa e Iberoamérica.

Una comunidad autónoma con vocación universal, un país que apuesta por la Unión Europea y dos grandes regiones geográficas que buscan el abrazo permanente (Europa e Iberoamérica), un Jefe de Estado que va tejiendo hitos de referencia internacional en cada comunidad autónoma, son algunos de los factores que hubo que tener en cuenta para configurar un acto que contemple todo este trasfondo. Yuste ha conseguido consolidarse como la gran referencia europea de España ante el mundo y la puesta en escena de este Premio, al menos en sus tres últimas ediciones, tiene mucho que ver con ello. Se trata de un galardón que desea distinguir a personas, organizaciones o proyectos que han contribuido al conocimiento general y engrandecimiento de los valores culturales, sociales, científicos e históricos de Europa.

Continue reading

La tecnología 3D llega al protocolo de Palacio

Las nuevas tecnologías y el concepto de evento basado en el relato, en una puesta en escena sencilla, minimalista y bien pensada, han llegado al protocolo de Palacio. Los Reyes de España han presidido esta mañana en el Palacio Real del Pardo (Madrid) la presentación oficial del “Diccionario Biográfico Electrónico (DBE), realizado por la Real Academia de la Historia (RAH). Por primera vez, las alfombras han dado paso a las fibras digitales, a los hologramas y al 3D, ha sacudido otras puestas en escena que restaría la frescura al protocolo que necesitaba este acto en una de las sedes de la Jefatura del Estado y ha aportado interesantes novedades que abren otra forma de concebir actos promovidos por las altas instituciones del Estado cuando su naturaleza lo exige. Hasta dos reconocidos actores han conducido desenfadadamente un acto con tendencia habitual a la consabida y, a veces, aburrida y poco comunicativa solemnidad.

Continue reading

Día de la Comunidad de Madrid 2018

Esto escribí en mi Facebook de hoy sobre los actos protocolarios del Día de la Comunidad de Madrid  y quisiera dejarlo  reflejado en mi blog.

Presidencia de la parada cívico militar en los actos del día de Comunidad de Madrid esta mañana, en la Puerta del Sol.

“Vaya por delante mi felicitación al servicio de protocolo de la Comunidad de Madrid por la espléndida organización de los actos del 2 de mayo, Día de la Comunidad madrileña, esta mañana/mediodía, y más en las difíciles circunstancias institucionales que se vive tras la dimisión de su anterior presidenta. Pero sí me gustaría, si con ello se aporta técnicamente algo, que en la presidencia de la parada cívico militar en la Puerta del Sol, hubiese sido preferido que estuviera compuesta por un número impar y no par, para evitar la doble presidencia que inevitablemente transmite la sensación de una presidencia en funciones de la Comunidad, “vigilada” por el Gobierno de la Nación, a través de su Vicepresidenta.

En un día como hoy, aunque esté en funciones, el Presidente madrileño debe ocupar la presidencia única en el puesto central de la tribuna.

Aunque está en el puesto 1, comparte la presidencia con la Vicepresidenta del Gobierno (puesto 2). El resto, de derecha a izquierda de ambos, en alternancia, la Ministra de Defensa (puesto 3), Presidenta de la Asamblea de Madrid (puesto 4), Delegada del Gobierno (puesto 5), Alcaldesa de Madrid (puesto 6), Jefe del Mando Aéreo General y representante institucionale de las Fuerzas Armadas en la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha (puesto 7) y Comandante Militar de Madrid y Representante Institucional del Ejército de Tierra de Madrid y Castilla-La Mancha (puesto 8).
Soy consciente de que nadie sobra y que su presencia es justificada, pero en este delicado protocolo hubiera optado por na presidencia de siete personas, aunque ello hubiera obligado a prescindir del Comandante Militar.
No es sólo un tecnicismo este comentario, ni tampoco da igual una presidencia unipersonal o doble. Hacer una cosa u otra tiene significado, por eso hubiera evitado una presidencia condicionada sólo por el número de personas que se ha considerado que han de estar presentes. Es necesario reflejar bien lo que se celebra, y dejar clara la presidencia madrileña era clave en este acto. Hoy es la fiesta de Madrid (Comunidad), aunque no fuera un 2 de Mayo normal institucionalmente hablando. Por eso…”

El protocolo del palco de la final

La composición de la primera fila del palco de la final de la Copa del Rey de fútbol, celebrada ayer en el Wanda Metropolitano de Madrid, evidencia a todas luces un problema endémico que tenemos en nuestro país cuando se hace protocolo en actos no oficiales a las que acuden las autoridades y muy especialmente en el ámbito deportivo. A excepción de los presidentes de los clubes, el de la Gestora de la Federación Española de Fútbol (FEF) y del “pseudoanfitrión” (Presidente del Club que gestiona el estadio) cuya presencia era obligada. Estos, más o menos, estuvieron donde podría corresponderles, el resto de asistentes en esta fila no eran representantes como tal del mundo del deporte, aunque algunos tengan competencias en la gestión deporte, sino políticos con responsabilidades institucionales. Por ejemplo, ¿tiene sentido que haya tres ministros en la primera fila del palco? ¿Qué pinta –dicho con cariño- la Ministra de Defensa y el de Interior –aunque sea sevillano- en tan destacado puesto? Se han convertido los palcos un lugar para albergar a las autoridades en una competición oficial estrictamente deportiva? No tiene sentido. No digo con ello que haya que prescindir de las autoridades, no. Pero sí mantener, al menos, un cierto equilibrio. Por cierto, felicitaciones al Barcelona F.C. y sus aficionados por su contundente victoria frente al Sevilla (0-5). Lo más importante de todo era el partido… Continue reading

“Protocolo profesional”: mucho más que “cumplir el protocolo” (caso entrega despachos a jueces en Barcelona)

El pasado lunes, la Escuela Judicial del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), con sede en Barcelona, entregaba los despachos que habilitan a 65 nuevos jueces (46 mujeres y 19 hombres), y que corresponden a la LXVII promoción de la carrera judicial. Un acto que se celebró en el Auditorio de la ciudad condal bajo la presidencia del rey de España, Felipe VI. Un acto que acredita, si se profundiza en su relato y contenido, que el ejercicio del profesional de protocolo va más allá del mero cumplimiento de las normas protocolarias. Un evento real que desacredita a quienes piensan que hacer protocolo no es más que aplicar procedimientos, normas y costumbres. El protocolo oficial, en este contexto, implica generar un contenido entendible, un mensaje directo y un correcto respeto institucional, a través de la aplicación de la norma y técnicas comunicación y marketing institucional. De nuevo, el Poder Judicial, gracias a su servicio de protocolo (y, en este caso, también a los responsables de la Escuela Judicial), con el apoyo y colaboración de los directivos de protocolo de la Casa de Su Majestad y de la Delegación del Gobierno en Cataluña, demuestran que cumpliendo la norma se puede ir más allá para que un evento sea exitoso, cumpla sus objetivos y no se quede sólo en una mera puesta en escena. Ejemplo a seguir. Desgranamos y explicamos los detalles.

Video del acto: http://www.poderjudicial.es/portal/site/cgpj/menuitem.65d2c4456b6ddb628e635fc1dc432ea0/?vgnextoid=d34f68605b3b2610VgnVCM1000006f48ac0aRCRD&vgnextfmt=default&vgnextlocale=es_ES

Continue reading

Reyes con carácter honorífico, no eméritos

Fotografía oficial de los Reyes honoríficos Juan Carlos I y Sofía de Grecia.

Estos días los medios de comunicación y muchos ciudadanos insisten una y otra vez en el término emérito para referirse al rey Juan Carlos de Borbón y emérita a la reina consorte Sofía de Grecia. El término exacto que debe utilizarse es Reyes honoríficos, que no es lo mismo. La normativa les confiere el título con “carácter honorífico” de Rey y Reina y honores de Príncipes de Asturias. No quiero darle mayor importancia, pero con el fin de ser exactos no debemos confundirnos, ni confundir a los demás, porque los términos tienen significado diferente. No es lo mismo honorífico que emérito. Continue reading